BOGO en nuestras conferencias del 2018
18 Jul 2018

Un paso de fe y un paso legal

Raul Rivera

Comenzar una iglesia requiere fe. No importa cuánto se prepare, uno nunca se siente completamente preparado o capaz. Simplemente crea y luego de el paso. Lo que viene después le desafiará como nunca antes.

Dar el paso de la fe es el momento en que usted responde que sí al llamado de Dios en su vida. Es un momento que se ve diferente para todos, pero resulta en la determinación de hacer lo que sea necesario para lograr la visión que Dios ha colocado en su corazón. Es un momento emocionante y especial, por lo general incluyen a familiares y amigos, durante el cual proclamamos nuestra sumisión a la voluntad de Dios para nuestras vidas.

El paso legal es muy diferente porque normalmente nunca pensamos en eso cuando le decimos que sí al llamado de Dios.

Fue llamado a dirigir una iglesia en el siglo XXI; y con eso viene la responsabilidad de la mayordomía de administrar el lado legal del ministerio. Dios sabía esto cuando eligió llamarle en este período de la historia. Él le llamó a comenzar o mantener una iglesia en la sociedad más litigiosa de la historia del mundo. Es por eso que dió una advertencia para ser "sabios como serpientes y mansos como palomas". La advertencia que dió requiere que, en la sociedad actual, formes una base sólida legal sobre la cual construir la visión que está en su corazón. En nuestro país, debemos asumir algunas responsabilidades legales si vamos a tener una base sólida el cual pueda proteger su ministerio. 

Es este paso legal que la mayoría de los pastores están menos preparados para tomar.

Muchos no están preparados

La mayoría de los hombres y mujeres que reciben el llamado de Dios al ministerio saben cómo predicar, enseñar y hacer discípulos. Hoy, hay una oportunidad a un nivel alto de ser entrenados en cómo hacer discípulos. Pero la mayoría de los pastores llegan al momento de ese llamado no preparados en esta área y sin los recursos para poder cumplir con esa necesidad. 

Sin embargo, después de hablar con numerosos hombres y mujeres de Dios que buscan comenzar una iglesia, es muy evidente que pocos pastores están preparados para dirigir su iglesia legalmente. Nunca han sido entrenados para dar el paso legal. Pero el lado legal es crítico para su visión a largo plazo. El éxito del ministerio no solo funciona trabajando para el ministerio; sino trabajar en el ministerio.

Este es el segundo paso, el paso legal, que más a menudo envía a los plantadores de iglesias nuevas en una búsqueda para encontrar un compañero que los ayude a través del lado legal. Tienen la convicción de que quieren hacer todo "en orden", es decir comenzar a cumplir y mantenerse en conformidad con los requicitos establecidos para sus organizaciones. 

Qué buscar

La Biblia habla una y otra vez acerca de su nivel de éxito definido por aquellos con quienes camina. Esto es muy cierto en el área de su paso legal, obtenga esta asociación correcta, y caminará con confianza; hazlo mal, y estarás plagado de preocupaciones sobre el "qué pasaría si".

Entonces la pregunta es:

¿Qué debería estar buscando un nuevo plantador de iglesias en un socio legal y de cumplimiento?

A continuación hay 7 pautas que creemos que son de vital importancia para elegir un socio que lo ayude a comenzar y cumplir.

1. El contenido es prioridad

Casi cualquier persona puede proclamar el "comenzar su iglesia"; sin embargo, hay una gran diferencia entre crear documentos, comprender la verdadero lenguaje necesario y los principios legales de la iglesia. Al considerar a un compañero legal potencial, hágase las siguientes preguntas: ¿Parecen entender quién soy como pastor? ¿Tienen conocimiento total en el mundo legal de hoy? ¿Tienen un conocimiento profundo o solo el mínimo indispensable para publicitar sus servicios? En cuanto a su sitio web, ¿habla de una amplitud de comprensión o simplemente mercadea lo mínimo? Al igual que un buen sermón, el contenido es de suma prioridad. No es solo que dicen algo sin fundación, sino que lo dicen es de vital importancia. Busque profundidad y amplitud de comprensión y experiencia.

2. Dos son mejores que uno

Hay una gran diferencia entre una persona que intenta ayudarlo y un equipo dedicado a su éxito. Muchas veces, cuando surge un problema o pregunta en su ministerio, necesita algunos consejos rápidamente. Sin embargo, muchos de estos llamados profesionales son en realidad solo un espectáculo de una persona sin fundación en el campo; es decir, si están atendiendo una llamada, no hay ayuda para que le atiendan. El mejor escenario es tener un equipo de profesionales que puedan ayudarle. Esto asegura el mejor apoyo para su iglesia. Al seleccionar una compañia aliada, hágase la pregunta: ¿Tendré un equipo o solo una persona trabajando para mí? ¿Qué pasará si esta persona está ocupada, enferma o fuera de la ciudad? ¿Recibiré la ayuda que necesito?

3. La historia cuenta mucho

Del mismo modo que usted puede decir mucho sobre las personas por lo que otros dicen sobre ellos, también esto es verdad con respecto a su pareja. Es importante que el proveedor no sea un principiante, pero que tengan un historial exitoso de ayudar a iglesias y ministerios como el suyo. Mira cosas como su calificación del Better Business Bureau. Pregunte cuál es su tasa de éxito con el IRS. Busque testimonios de otras personas que se hayan asociado con ellos. Recuerde, el mejor indicador de cómo será tratado es cómo han tratado a sus antiguos clientes.

4. Cultura establece el tono

Algunos socios usan el miedo como su motivador. Si miras sus materiales publicitarios, no son más que imágenes oscuras de pastores en prisión. Solo sepa que lo que algunos utilizan para atraer su negocio, lo usarán para mantener sus negocios. Por lo tanto, si el tono comienza con miedo, sepa que el tono de esa relación siempre estará cargado de miedo. Sin embargo, ese no tiene que ser el caso. El socio correcto debería ser como un gran entrenador; deben inspirar, empoderar, alentar y educar. El tono de la relación importa. Si cree que lo bombardearán con miedo una y otra vez, dudará en descolgar el teléfono y llamar a su compañero. Sin embargo, si confía en que cuando hable con su compañero seleccionado terminará esa llamada alentada y con poder, animará a involucrarlos más y caminar con mayor sabiduría.

5. Proveedor de herramientas

Para muchas iglesias que comienzan, prefieren la ruta HUM (Hazlo Usted Mismo) para comenzar su fundación. Aprenden mejor haciendo, no escuchando. Con ese fin, ¿su socio tiene herramientas de software y recursos para ayudarlo en esta área?

6. Haga más que empezar bien, mantengaze en lo correcto

Para usar la crianza de los hijos como una buena comparación, una cosa es tener un bebé, otra cosa es criar a un hijo. Al buscar a una compañia aliada, haga preguntas más allá de lo que se necesita para comenzar su iglesia. Por ejemplo, ¿tienen experiencia en servicios de antes del lanzamiento? ¿Están bien informados en áreas como la asignación de vivienda, la creación de W-2, los acuerdos de compensación, las minutas anuales, etc.? Recuerda, el compañero ideal no solo comienza la carrera contigo, corren la carrera contigo.

7. Más que la iglesia tradicional

Los pastores y líderes de hoy son diferentes a los líderes de tiempos pasados. El tamaño de los sueños y las visiones de muchos pastores hoy los lleva más allá del simple comienzo de una iglesia tradicional. Al buscar una compañia aliada, pregunte si tienen experiencia creando Brazos Lucrativos para iglesias. Pregunte cuántos CDC (Corporaciones de Desarrollo Comunitario) han comenzado. Pregunte acerca de su conocimiento sobre el establecimiento de corporaciones matrizes para proteger los bienes de la iglesia? Su compañia aliada debería soñar tan grande como usted y tener la historia de ayudar a las iglesias a ir más allá del modelo tradicional.

Clausura

Encontrar el socio adecuado es muy importante para el lanzamiento y la vida de su ministerio. Este proceso nunca es fácil. Sin embargo, cuando encuentre el socio adecuado, lo sabrá y su ministerio será el mejor para él.

En StartCHURCH, durante los últimos 18 años hemos trabajado arduamente para que los 7 valores principales de estas características sean lo que somos. Después de haber ayudado a más de 16,000 clientes manteniendo una calificación A con Better Business Bureau y una calificación de 100% de éxito con el IRS, sería un honor para nosotros servir a su ministerio y también ser su socio.

Si está buscando el socio adecuado, nos encantará la oportunidad de ver si somos aptos para su iglesia o ministerio. Siéntase libre de ver nuestro sitio web en www.startchurch.com o llámenos al 678-830-2600 y hable con uno de los miembros de nuestro equipo, será un honor servirle. 

¡Fortalezca Su Fundación Legal Hoy!

PRESIONE AQUÍ

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera

comments powered by Disqus

Suscríbase a nuestro boletín

y reciba gratis nuestro libro electrónico 10 Pasos: Una guía paso a paso para el lanzamiento exitoso de su iglesia.

Acerca del autor

Fundador de iglesia, Conferencista. Autor. Director Ejecutivo. Raúl Rivera ha tenido una amplia experiencia en el área de formación de iglesias. Su actual empresa, StartCHURCH, ha ayudado a que miles de iglesias inicien correctamente. Raúl ha compilado una serie de manuales y herramientas de software que ayudan a las iglesias a cumplir con el IRS. Él también cubre mas de 35 conferencias a nivel nacional por año, entrenando a pastores sobre cómo lanzar al éxito sus iglesias. Raúl está casado con su esposa Genel, y ellos y sus cinco hijos viven en Atlanta, GA.