La Disciplina Más Descuidada en el Ministerio

Escrito por John Essy el 10 May, 2022 sobre Ayuda Pastoral

El blog de hoy fue escrito por nuestro invitado John Essy, Director de Operaciones de A.R.M.I.  

Después de leer este título, probablemente esté pensando, "oh, eso es fácil... es la oración" o "es el estudio bíblico" o alguna de las otras disciplinas de las que se habla desde los púlpitos de todo el país. He hablado con ministros de todo el mundo, y cuando se les escucha hablar sobre sus horarios y su vida diaria, ¡estoy convencido de que la disciplina más descuidada es el descanso! 

La vida está ocupada, no solo para los ministros sino para todos, pero nosotros, como ministros, sentimos el peso de estar demasiado ocupados, por un par de razones. No solo están las demandas de nuestros horarios, mensajes que preparar y entregar, iglesias y ministerios que administrar, familias y hijos a quienes criar y pasar tiempo, sino que también tenemos las demandas de alimentar, aconsejar y ministrar al pueblo de Dios. Parece como si hubiera una batalla constante por nuestro tiempo y prioridades. En todo esto, se nos presenta una elección, descansaremos o simplemente continuaremos llenando cada día, y nuestras mentes, con una actividad constante, sin pensar en el valor y la importancia del descanso.

Jesús modeló la importancia del descanso no solo para Él personalmente sino también para Su equipo, los discípulos.

Sin embargo, la fama de Jesús se extendía cada vez más, de modo que acudían a él multitudes para oírlo y para que los sanara de sus enfermedades. Él, por su parte, solía retirarse a lugares solitarios para orar. Lucas 5:15-16

Jesús nos muestra claramente cómo cuando aumentan las exigencias del ministerio, también aumenta nuestra necesidad de estar a solas con Dios y descansar. Otro ejemplo de Jesús demostrando el principio del descanso es la historia de Jesús y sus discípulos cruzando el mar de Galilea cuando se levantó una gran tormenta. ¿Dónde estaba Jesús cuando esta tormenta vino sobre ellos?… tomando una siesta en la parte trasera de la barca. La gente bromea sobre tener que tomar una siesta, pero creo que una de las cosas más espirituales que puede hacer en el ministerio, tomar una siesta.

Jesús, como líder, también modeló cómo debemos, como líderes ser conscientes de que nuestros equipos también necesitan descansar y, en algunos casos, no descansarán a menos que también se lo indiquen.

Los apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron lo que habían hecho y enseñado. Y, como no tenían tiempo ni para comer, pues era tanta la gente que iba y venía, Jesús les dijo:—Vengan conmigo ustedes solos a un lugar tranquilo y descansen un poco. Así que se fueron solos en la barca a un lugar solitario. Marcos 6:30-32

No tomar tiempo para descansar, lo que conducirá al agotamiento, es algo real en el ministerio. Lo he experimentado, y puede manifestarse de muchas formas como irritabilidad, depresión, fatiga, falta de visión y la manifestación obvia, el deterioro de nuestro cuerpo físico. Yo era el pastor principal de una iglesia, dirigía un negocio de construcción y remodelaba y construía casas. Sé lo que está pensando "¿estás loco?" tal vez, pero loco o no, esa era mi vida, y me atrapó. 

Me desperté temprano un domingo por la mañana para dar los toques finales a mi sermón cuando me di cuenta de que mi corazón no estaba funcionando bien, tenía dolor en el brazo izquierdo y mi presión arterial estaba extremadamente alta. No me tomaré el tiempo para entrar en el testimonio completo de cómo Dios me habló y me sanó sobrenaturalmente, pero diré que Dios usó esa experiencia para hablarme claramente que estaba desequilibrado, necesitaba tomar algún pasos para “irme aparte a un lugar desierto y descansar un rato”. 

Antes de ese incidente, Dios me había estado hablando acerca de reducir la velocidad y descansar un poco. Pensé para mis adentros cómo podría reducir la velocidad, tengo demasiadas cosas que hacer y demasiadas personas dependen de mí. Lo desafortunado de esto es que me tomó un susto de salud para escuchar al Señor y mi cuerpo, para hacer lo que mi Señor Jesús modeló para mí.

El resto de mi historia es así; poco después de ese incidente vendí mi empresa constructora y las casas que estaba construyendo; Fusioné la iglesia que estaba pastoreando con otra iglesia local y di un paso atrás como pastor principal para servir como pastor asociado. En ese momento, poco sabía que Dios me estaba preparando para mi próxima asignación como Director de Operaciones de A.R.M.I. en los Ministerios Andrew Wommack.

Como Director de Operaciones de la Asociación Internacional de Ministerios Relacionados (A.R.M.I.), tengo el honor y el privilegio de trabajar con ministros de todo el mundo. Somos una comunidad relacional de ministros, y dependemos unos de otros para el apoyo, la amistad y el compañerismo. El ministerio puede ser una vocación solitaria y Andrew Wommack lo entiende, por eso fundó A.R.M.I. 

Fundó A.R.M.I. para que ministros como usted, puedan tener relaciones con otros ministros de ideas afines. A.R.M.I. brinda la oportunidad para que los ministros se conecten con otros ministros para apoyo relacional, capacitación en liderazgo y recursos. No debemos ministrar solos, necesitamos otros ministros a nuestro alrededor que puedan animarnos y que entiendan las luchas que conlleva ser un líder en el Reino de Dios. Las relaciones saludables entre compañeros ministros son algo poderoso, he tenido amigos que son ministros que han visto la necesidad en mi de descansar, y debido a nuestra relación gentilmente me lo han recordado. Estos son los tipos de relaciones que A.R.M.I. fomenta y que nosotros como ministros necesitamos tan desesperadamente.

Mi deseo con este blog es que aprenda del ejemplo de Jesús que cuando aumentan las exigencias del ministerio, también deben aumentar nuestras temporadas de descanso. Que también aprenda de mi experiencia personal que el no hacerlo podría traer consecuencias difíciles que podrían descarrilar o acabar con el ministerio al que Dios le ha llamado. Nosotros como ministros necesitamos relacionarnos con otros ministros, no es bueno ministrar solos y A.R.M.I. es una gran asociación para que usted sea parte de ella. Es una destacada comunidad de ministros que le animarán, orarán y caminarán con usted y cumplirá con todo lo que Dios tiene para usted.

En StartCHURCH, le damos tranquilidad y confianza. Usted podrá descansar porque le estaremos ayudando a proteger lo que Dios le ha llamado a liderar. Para hablar con uno de nuestros especialistas ministeriales, puede programar una consulta a continuación.

%programe-su-cita-cta%

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera


Y reciba gratis el libro electrónico 10 Pasos Estratégicos para Plantar una Iglesia