Hágase Estas 8 Preguntas para Tener Estatutos Sólidos

Escrito por Christine Bové el 27 Apr, 2021 sobre Administración de Iglesias

"No entiendo. ¿Cómo pudo pasar esto?" El pastor Anthony miró fijamente la puerta de su oficina, ahora cerrada y con las cerraduras cambiadas. Su nombre fue eliminado del letrero junto a la puerta. Repitió, completamente sin palabras: "¿Cómo pudo pasar esto?"

Había disfrutado sus vacaciones de dos semanas. Después de varios años de arduo trabajo para hacer despegar su iglesia, finalmente se fue a descansar un poco. Sin embargo, cuando él y su familia regresaron a casa, descubrió que lo habían removido por completo de su iglesia y junta directiva.

Nada podría haberlo preparado para esto; se sintió traicionado. Completamente abatido, regresó a su auto para averiguar qué hacer a continuación.

¿Puede el pastor Anthony recuperar su iglesia?

Los Estatutos del Ministerio y las Muchas Tragedias que Ocasionan

El pastor Anthony se lamentó y oró en su automóvil. A través de una intervención del Espíritu Santo, el pastor Anthony se acercó a un buen amigo suyo que lo ha estado guiando a través de todo este proceso de plantación de iglesias. Después de explicarle la situación, su amigo le dijo que consultara sus estatutos, los documentos de gobierno que establecieron al comienzo del proceso de plantación de iglesias.

El caso del pastor Anthony no es el único. Desafortunadamente, muchos pastores enfrentan situaciones dolorosas y difíciles similares.

Algunos pastores crean estatutos mientras establecen sus iglesias. Otros pastores, ya sea por falta de conocimiento u otras circunstancias, no crean estatutos. Desafortunadamente para esos ministros y sus ministerios, la falta de estatutos significa que no tienen ninguna responsabilidad por sus acciones ni protección de su propia iglesia o fuerzas externas.

Los pastores y líderes ministeriales sirven a sus iglesias de todo corazón, sin saber que sus estatutos guardan silencio sobre los asuntos de acusaciones de la membresía y de juntas directivas sin control. Sus estatutos también podrían satisfacer los caprichos de los miembros de la junta sin establecer límites saludables y de responsabilidad.

Si bien los miembros con voto y las juntas directivas pueden ser una forma de establecer responsabilidad, una estructura que muchas iglesias han utilizado durante muchos años, la lista de pastores afectados y desconsolados sigue siendo interminable.

Entonces, ¿Puede el pastor Anthony recuperar su iglesia? Junto al poder y la gracia de Dios, descubrió una cláusula en los estatutos que lo protegería y lo ayudaría a recuperar su iglesia.

La Cláusula de la Junta de Asesores:

La junta de asesores es una junta especial creada por el pastor que nombra a tres personas que no son miembros de la iglesia ni de la junta. Los nominados suelen ser ministros de otras iglesias y ministerios o son personas de las juntas de otros ministerios.

La junta de asesores no es como la junta directiva de la iglesia. No son parte de las actividades diarias de la iglesia. No votan sobre asuntos de la iglesia. En cambio, sirven para brindar al pastor consuelo, ayuda, consejo, corrección, protección y disciplina. Su servicio al pastor puede venir de llamadas telefónicas, visitas, tiempos de oración y más. Pero el servicio más valioso que pueden prestar al pastor y a la iglesia, es su disponibilidad y participación en caso de que el pastor sea acusado de hacer algo malo.

Bajo esta cláusula, ni la junta ni los miembros pueden disciplinar o remover al pastor. En cambio, la junta escucha las acusaciones contra el pastor y luego vota sobre los méritos de las acusaciones para decidir si lo reportarán o no a la junta de asesores. Supongamos que son unánimes en su voto para informar a la junta de asesores. En ese caso, la junta de asesores entra en sesión para evaluar todos los hechos y circunstancias y decidir si las acusaciones son ciertas y qué disciplina es necesaria.

Lo que hace que la junta de asesores sea tan poderosa es que despoja al diablo de su capacidad para dividir a la iglesia y a su liderazgo y conquistar a través de la división. La junta de asesores no tiene nada que ganar o perder excepto saber la verdad.

En el caso del pastor Anthony, esta cláusula dentro de sus estatutos lo ayudará a recuperar su iglesia de manera justa. Si bien es posible que los pastores no se ocupen de ese tema en particular, es esencial tener otra cláusula dentro de sus estatutos.

La Cláusula de Solicitud de Registros de la Iglesia:

Los estatutos de cada iglesia deben contener una cláusula sobre compartir información con los miembros cuando se solicite, específicamente los registros financieros. Esta cláusula existe para manejar adecuadamente las solicitudes de los miembros para ver las finanzas de la iglesia, revelar registros de donaciones personales o exponer cierta información confidencial. Tener una cláusula que limite lo que un miembro puede ver o solicitar es importante y también protege a otros miembros de la iglesia.

Posibles Deficiencias en Sus Estatutos

Es posible que muchos pastores no sepan esto, pero numerosas iglesias y ministerios tienen estatutos deficientes. Esto significa que los estatutos guardan silencio o carecen de explicaciones sobre determinados asuntos. Cuando esto ocurre, las leyes de incorporación del estado, en cambio, prevalecerán sobre cómo se manejará el caso. Las leyes de muchos estados otorgan automáticamente a la membresía el voto para elegir y despedir a la junta directiva y a su presidente, a menos que se indique algo diferente en el documento de incorporación del ministerio y sus estatutos.

8 Preguntas para Auditar Sus Estatutos

Mire sus estatutos con atención. Esté dispuesto a ver las fallas y los peligros potenciales que podrían existir dentro de ellos. A continuación, se incluyen ocho preguntas que debe hacer mientras examina sus estatutos. ¿Cumplen sus estatutos con el IRS? ¿Sus estatutos protegen a su iglesia y ministerio contra nuevas leyes con las que podría estar en desacuerdo?

Tome estas ocho preguntas y y ponga sus estatutos a prueba:

  1. ¿Tiene una constitución y estatutos? Algunas iglesias solo tienen estatutos. Esto es muy importante porque, a través de la constitución, usted declara que los estatutos están sujetos a las referencias bíblicas y doctrinas de la iglesia según lo interpreten la junta y el pastor.
  2. ¿Tienen sus estatutos una cláusula de actividades prohibidas que proteja a la iglesia de la legislación que intenta obligar a la iglesia a participar en actividades que violan sus disciplinas de fe?
  3. ¿Contiene su constitución un preámbulo que declara claramente que su organización es eclesiástica y no solo una organización ordinaria sin fines de lucro?
  4. ¿Su constitución contiene una cláusula de membresía que claramente tiene un método de membresía, como uno se convierte en miembro y cómo se destituye, además de describir los derechos de voto de los miembros?
  5. ¿Tienen sus estatutos una cláusula de privacidad para miembros? La cláusula de privacidad obliga a la iglesia a mantener la privacidad de todos los registros de los miembros de la iglesia.
  6. ¿Sus estatutos contienen una cláusula de nivel de vida? Una cláusula de nivel de vida requiere que todos los miembros, la junta y el pastor mantengan un nivel de vida consistente con las Escrituras. Esto hace que su estatus en la iglesia dependa de cómo viven su vida diaria y no solo de cómo se comportan en la iglesia.
  7. ¿Sus estatutos contienen una cláusula de solicitud de registros? Como se indicó anteriormente, esta cláusula debe incluir una disposición que controle el método utilizado por un miembro para revisar los registros de la iglesia. Esto es diferente de la cláusula de privacidad de los miembros en que esta cláusula le permite a la iglesia el derecho a decidir si la solicitud tiene validez. También requiere que el solicitante enumere lo que desea ver, indique el motivo de la solicitud y firme una declaración de que la información se mantendrá en la más estricta confidencialidad.
  8. ¿Contiene su constitución una cláusula de interés mutuo? Esta cláusula protege al pastor o la junta de una demanda por difamación si hay una instancia en la que un empleado, miembro o miembro de la junta se enfrenta a la disciplina de la iglesia o la expulsión de la iglesia. En muchos casos, es necesario compartir dicha información con la iglesia desde el púlpito. Muchas iglesias han sido demandadas por difamación porque el individuo afirma que fueron difamadas cuando su información fue compartida con la iglesia.

¿Cómo le Fué en la Prueba?

Si bien hay muchas otras cláusulas esenciales para incluir en sus estatutos, esta simple auditoría debe darle una indicación sobre la condición de sus estatutos actuales.

Como debida diligencia, cada iglesia debe revisar sus estatutos anualmente y asegurarse de que contengan las disposiciones más recientes. Todo lo que se necesita es una provisión o cambiar una frase, y puede salvar todo su ministerio.

Si bien Dios es nuestro máximo protector y proveedor, Él nos ha dado el poder para establecer las mejores prácticas no solo para proteger nuestros ministerios, sino también para proteger nuestro liderazgo. Si necesita ayuda para examinar sus estatutos, consulte nuestro Servicio PlanteFIRME. Llámenos hoy al 877-494-4655 y uno de nuestros especialistas podrá establecer una base legal sólida para su iglesia.

%plantefirme-cta%

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera


Y reciba gratis el libro electrónico 10 Pasos Estratégicos para Plantar una Iglesia