28 Feb 2018

¿Es Legal la Deducción de su Oficina en Casa?

Raul Rivera

Hoy en día, la mayoría de los ministros tienen una oficina en sus casas. Para algunos ministros, su oficina en casa se convierte en una habitación extra, y para otros la oficina puede ser simplemente una mesa o un escritorio en la esquina de algún cuarto de la casa.

Independientemente de la condición, una de las muchas preguntas que recibimos a diario se refiere a la deducción de la oficina en casa.

A menudo nos preguntan, “¿Cómo me corresponde la deducción de la oficina en casa como ministro?” y “¿Puede alguno de mis gastos asociados con mi oficina en casa ser deducido como un gasto de negocio?”

Desafortunadamente, rara vez hay preguntas relacionadas con el cumplimiento del IRS que puedan ser respondidas con una simple frase o dos.

Por lo tanto, quiero usar el artículo de hoy para examinar estas mismas preguntas.

Mi oración es que cuando usted termine de leer este artículo, se sienta empoderado con el conocimiento para saber cómo la deducción de su oficina en casa se relaciona con usted por ser un ministro.

La Regla Deason

Para comprender plenamente la aplicación de la deducción de la oficina en casa para un ministro, en primer lugar es necesario entender lo que se conoce comúnmente como la "Regla Deason".

Esta regla esta basada en el caso judicial Deason vs. Commissioner.

En este caso, la sentencia del tribunal fiscal prohibía a un ministro deducir una parte de sus gastos no reembolsables para el ingreso exento de impuestos tal como el subsidio de vivienda.

El tribunal basó su sentencia en la sección 265(a)(1), el cual establece que no será permitida la deducción por gastos que sean asignados a los ingresos exentos de impuestos.

En esencia, esto nos está diciendo que los ingresos que ya están exentos de impuestos (tal es el caso del subsidio de vivienda) no pueden ser utilizados para otra deducción de impuestos.

Otra forma de decir esto es que no esta permitida la "doble deducción".

Sin embargo, el interés hipotecario y los impuestos de propiedad no están sujetos a la regla de la "no doble deducción", y pueden ser declarados como una deducción detallada en su declaración de impuestos personales utilizando el Anexo A del Formulario 1040.

Ahora, con el fin de ayudar a mejorar nuestra comprensión de la regla Deason, vamos a echar un vistazo a un ejemplo.

Ejemplo: Un Ministro A recibe un sueldo de $40,000 al año, de los cuales $10,000 han sido considerado un subsidio de vivienda, o son excluidos de impuestos.

El Ministro A incurre en gastos no reembolsables de $4,000 durante el año. Puesto que el 25% del salario del ministro A es un ingreso exento de impuestos ($10,000 de los $40,000), entonces, al ministro A no se le permite deducir el 25% de los $4,000 sobre gastos no reembolsables, ya que son "asignables" al ingresos exentos de impuestos.

Por lo tanto, solo se le permitirá al ministro A deducir $3,000 de los $4,000 en gastos no reembolsables.

Los ministros que reciben un subsidio de vivienda y que tienen una oficina en casa, pueden tener dificultad al momento de reclamar una deducción sobre la oficina en casa debido a la Regla Deason.

Independientemente de si está o no está recibiendo un subsidio de vivienda, los requisitos que se deben cumplir, con el fin de reclamar una deducción de su oficina en casa, puede ser muy difícil de cumplir.

Una excepción a la regla en algunos casos, el subsidio de vivienda designado para un ministro en realidad puede ser inferior a su gasto real de vivienda. Por lo tanto, algunos de los gastos de vivienda no son "cubiertos" dentro de la exclusión del subsidio de vivienda para ministros y podrían ser reclamados a través de una deducción de su oficina en casa.

Sin embargo, independientemente de si está o no recibiendo un subsidio de vivienda, los requisitos que deben cumplirse con el fin de reclamar una deducción de la oficina en casa pueden ser muy difíciles de cumplir.

Vamos a echar un vistazo a los siguientes requisitos.

¡Acompáñenos A Una De Nuestras Conferencias!

PRESIONE AQUÍ

Requisitos para la deducción de oficina en casa

De acuerdo con el IRC § 280A y la Publicación 587 del IRS, a fin de que los ministros sean elegibles para la deducción de la oficina en casa, hay cuatro requisitos que deben de cumplirse. Estos cuatro requisitos son los siguientes:

4 Requisitos para la deducción de la oficina en casa

1. Uso Exclusivo: El área de la casa debe ser utilizado sólo para fines comerciales o del negocio ministerial. No se puede utilizar para cualquier otro propósito. Si su oficina en casa es utilizada por usted para preparar sermones y también es utilizada por sus niños para hacer sus tareas, entonces su "oficina en casa" no cumple con la prueba de uso exclusivo.

2. Uso regular: Esa área específica de su casa debe ser utilizada bajo una condición regular para el desempeño del negocio ministerial. El uso incidental u ocasional no constituye un uso regular.

3. Conveniencia del empleador: Esto es especialmente importante para los ministros de las iglesias, ya que como ministro usted es considerado tanto empleado y trabajador autónomo para fines fiscales. Esto significa que la oficina en casa debe hacer mucho más que solamente facilitar el trabajo de un empleado. La oficina en casa del empleado debe ser esencial para el desempeño de su trabajo.

4. Sede Principal: La casa debe ser la sede principal de negocios ministeriales. A menudo, los ministros usan la iglesia como la sede principal.

Sin embargo, el ministro puede ser elegible para la deducción de la oficina en casa, si él utiliza su oficina en casa para las tareas administrativas de la iglesia.

Además, la casa calificará como la sede de actividades principales, si no hay ningún otro lugar fijo en donde se llevan a cabo las tareas administrativas.

Estableciendo una sede principal de actividades

Ahora, como ministro, establecer que su casa es la sede de actividades principales puede convertirse en un asunto un poco complicado.

Sin embargo, yo no creo que tiene que ser así. Déjeme explicarle.

De acuerdo con la Guía Técnica de Auditoria Ministerial del IRS, “Con el fin de que la casa califique como el lugar principal de sus actividades religiosas bajo las sección 280A(c)(1(A), las funciones desempeñadas y el tiempo empleado en cada lugar donde se llevan a cabo las actividades o negocio ministerial, son las consideraciones principales y deben ser relacionadas para determinar la importancia relativa de cada una”.

Además, el IRS indica que, “La iglesia a menudo proporciona una oficina en sus instalaciones para el ministro, por lo que la necesidad de una oficina en la casa debe ser examinada de cerca.”

Sin embargo, como ministro, de acuerdo a la regla § 3401(a)(9), usted es considerado como un empleado por cuenta propia.

Yo firmemente creo que esto quiere decir que, como una persona que trabaja por cuenta propia, usted puede declarar su oficina en casa como el lugar principal de sus actividades ministeriales.

Su oficina en la iglesia, si es que tiene una, entonces tendría que ser su segunda oficina.

El otro enfoque es, que como un empleado de la iglesia, yo creo que sería necesario que su contrato de compensación especifique que usted mantendrá una oficina en casa como su lugar principal de trabajo.

Adicionalmente, usted necesita tener en cuenta que será considerado como un empleado y debido a ello necesitará asegurarse que los otros tres requisitos sean cumplidos.

Ahora, quizás usted está recibiendo un subsidio de vivienda deducible de sus impuesto, que "cubre" todos sus gastos de vivienda, y tal vez usted se ha preguntado que beneficio tendría esta deducción de oficina en casa.

A continuación, quiero mostrarle que aunque usted pueda o no aprovechar una deducción de la oficina en casa, hay otro beneficio al establecer su oficina en casa como su lugar principal de actividad o negocio ministerial.

Deducir las millas de transportación desde su casa a su empleo

De acuerdo con al código §1.162-2(e) y 1.262-1(b)(5), en general, los costos de un contribuyente por desplazarse entre su domicilio hacia el empleo, son gastos personales no deducibles.

Sin embargo, de acuerdo a la Regla de Ingresos 99-7, “Si la residencia de un contribuyente es su lugar principal de trabajo. . . el contribuyente podrá deducir los gastos diarios de transporte incurrido por viajar entre la residencia y otro sitio de trabajo en el mismo comercio o actividad, independientemente de si el otro sitio de trabajo es permanente o temporal e independientemente de la distancia ".

Por lo tanto, el 100% de todas las millas desde su oficina en casa a su oficina de la iglesia son deducibles.

Por otra parte, el 100% de las millas de su casa al hospital, una prisión, o la casa de un miembro que sean con el propósito de hacer el trabajo del ministerio son deducibles.

Antes de concluir esta artículo, si usted es elegible para reclamar una deducción de oficina en casa, quiero abordar brevemente los dos métodos para calcular la deducción.

Calcular la deducción

Después de determinar que usted cumple con los requisitos para la deducción de oficina en casa, usted puede comenzar a calcular cuánto puede deducir ya sea usando: 1. Sus gastos reales, o 2. El método simplificado. Veamos brevemente cada uno de ellos.

1. Usando los gastos reales

Al deducir los gastos reales de su casa, usted necesitará calcular el porcentaje de su casa que se está usado para las actividades de negocio ministerial y el límite de la deducción.

Para calcular el porcentaje de su casa que se está utilizando para el negocio ministerial, usted necesitará especificar los pies cuadrados de espacio que se están utilizado exclusivamente con fines ministeriales.

La deducción de los gastos de oficina en casa esta limitada a los ingresos brutos del uso comercial de su casa menos la suma de lo siguiente:

  • La parte de los gastos del negocio, aquellos que usted podría deducir incluso si no utilizo su casa para negocio ministerial, tales como intereses hipotecarios, impuestos a la propiedad y pérdidas fortuitas o seguros.
  • Los gastos del negocio aparte de los relacionados con el uso comercial de una casa, tales como suministros de oficina, equipos, teléfono del trabajo, etc.

Usar los gastos reales para determinar su deducción de su oficina en casa puede ser un proceso oneroso, por lo que debería contactar a un contador calificado para obtener ayuda adicional.

Sin embargo, con el fin de aliviar la carga, en el 2013, el IRS creó una opción simplificada para el cálculo de la deducción de oficina en casa. (Ver Procedimiento de Ingresos 2013-13)

2. Usando el método simplificado 

El método simplificado es una alternativa para el calculo, asignación y la justificación de los gastos reales para el propósito de determinar su deducción de su oficina en casa.

Al usar el método simplificado, usted calculará su deducción multiplicando $5, la tasa prescrita, por el área de su casa utilizada exclusivamente para el uso del negocio ministerial.

Para calcular su deducción por el uso comercial de su casa utilizando el método simplificado, necesitará saber la siguiente información por cada uso comercial calificado de su casa.

  • El área permitida de su casa, utilizada para realizar las gestiones ministeriales.
  • El ingreso bruto para el uso comercial de su casa.
  • La cantidad de los gastos de negocios que no están relacionados con el uso de su casa.
Para calcular la cantidad que usted puede deducir por el uso calificado ministerial de su casa usando el método simplificado, tendrá que seguir los siguientes tres pasos.
  1. Multiplique el área permitida por $5.
  2. Reste los gastos del negocio que no están relacionados con el uso de la casa del ingreso bruto relacionado con el negocio en la casa.
  3. Tome la menor de las cantidades anteriores. Esta será la cantidad que usted puede deducir por el uso de su hogar utilizando el método simplificado.

Una vez más, si usted es elegible para una deducción de la oficina en casa, será mejor hablar con un contador calificado para la asesoría referente a sus circunstancias específicas.

Permítanos Ayudarle En Sus Taxes

PRESIONE AQUÍ

Conclusión

Creo que la profesión pastoral es una de las profesiones más mal pagadas en los Estados Unidos.

No es que la iglesia no quiera pagar adecuadamente al Pastor, pero en la mayoría de las circunstancias, la iglesia es incapaz de hacerlo financieramente.

Es por eso que creo firmemente que los pastores deben tomar ventaja de las disposiciones fiscales relacionadas a ellos.

Debido a que los pastores son considerados tanto un empleado y una persona que trabaja por cuenta propia para los fines fiscales, la compensación ministerial a veces puede ser difícil de entender, por lo que quiero invitarle a que se comunique con nosotros hoy mismo al (678) 830-2600. Nosotros le podemos orientar sobre las estrategias claves que le permiten que la compensación ministerial sea favorable para usted y no contra de usted.

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera

comments powered by Disqus

Suscríbase a nuestro boletín

y reciba gratis nuestro libro electrónico 10 Pasos: Una guía paso a paso para el lanzamiento exitoso de su iglesia.