Cómo Iniciar una Escuela Bajo la Dirección de la Iglesia

By Raul Rivera

Después de un año, el pastor John estaba satisfecho por haber establecido una escuela. Durante cinco años, el equipo de la iglesia lo había alentado a considerar esta idea, que ofrecería un entorno de aprendizaje enriquecedor para los niños y donde sus creencias serían respetadas. En los primeros dos años, el pastor John no vio la necesidad, ya que sus hijos tenían buenas experiencias en las escuelas locales. Sin embargo, cambió de opinión cuando se dio cuenta de que no todas las escuelas ofrecían el mismo ambiente. Además, había preocupantes desafíos a la fe de algunos estudiantes cristianos.

A pesar de esto, el motivo principal para iniciar la escuela fue el aumento de la violencia de pandillas, la alta tasa de deserción escolar y el clima político en la comunidad. Los niños que necesitaban orientación y atención no la estaban recibiendo. Así que el pastor John y su equipo desarrollaron un programa escolar cristiano. Ofrecieron becas a jóvenes desfavorecidos y programas extracurriculares de deportes y música abiertos al público. Esto no solo les dio la oportunidad de conocer a Dios, sino también de desarrollar habilidades y talentos para un futuro exitoso.

Con oración, planificación y perseverancia, comenzaron su primer año escolar con 20 estudiantes y 40 más en los programas extracurriculares. Treinta de estos estudiantes se convirtieron al cristianismo, cinco abandonaron las pandillas y diez decidieron quedarse en la escuela en lugar de abandonarla. El pastor John estaba emocionado por el futuro.

La educación como una necesidad

¿Le inspira la historia del Pastor John? ¿Ha considerado el potencial de su iglesia para desempeñar un papel importante en la educación de los niños de su comunidad y congregación?

Hablamos regularmente con pastores de todo el país que comparten la visión de no solo guiar a los jóvenes hacia una relación con el Señor, sino también de brindarles una educación sólida. Si usted comparte esta pasión por crear una institución educativa que ofrezca una educación de calidad en un ambiente espiritual, aquí hay buenas noticias para usted.

El código tributario permite la creación de una institución sin fines de lucro con estatus 501(c)(3) y fines educativos. Esto significa que las iglesias pueden ofrecer educación basada en principios bíblicos para niños de todas las edades.

Las instituciones educativas sin fines de lucro tienen una ventaja adicional. La Sección 170(b)(1)(A)(ii) permite donaciones deducibles de impuestos a organizaciones educativas. Esto significa que su escuela puede recibir financiamiento a través de donaciones y subvenciones, reduciendo así la carga financiera para los estudiantes y ampliando su alcance.

¿Qué califica como una escuela?

A efectos fiscales, una escuela se define como una entidad educativa que ofrece programas formales bajo la dirección de personal cualificado. Esto implica tener un registro oficial de estudiantes y un plan de estudios, así como un lugar físico donde se lleven a cabo actividades educativas de manera regular.

También es importante destacar que las escuelas que ofrecen educación a través de métodos de correspondencia o en línea pueden calificar para la exención de impuestos federales.

Como ejemplos de escuelas tenemos:

  • Escuelas públicas, subvencionadas y privadas K-12
  • Colegios
  • Universidades
  • Colegios vocacionales
  • Institutos bíblicos y colegios teológicos

El sistema educativo en los EE. UU. está sujeto a regulaciones rigurosas. Aunque su organización puede calificar para la exención de impuestos federales al convertirse en una escuela, es esencial investigar las leyes estatales para asegurarse de que cumple con los requisitos de funcionamiento de su estado.

Es importante destacar que algunas organizaciones educativas, aunque no se consideren escuelas a efectos de la exención de impuestos federales, aún pueden solicitar ese estatus.

Estas organizaciones incluyen:

  • Cooperativas de educación en casa
  • Programas de tutoría juvenil
  • Talleres
  • Escuelas de capacitación ministerial
  • Institutos bíblicos o seminarios para cursos por correspondencia
  • Programas de entrenamiento de la formación de iglesias

En algunos casos, estas organizaciones pueden necesitar modificar algunos aspectos de sus programas para calificar como una escuela y con el fin de obtener la exención de impuestos.

Una política que todas las escuelas deben implementar

La principal preocupación del Servicio de Impuestos Internos (IRS) respecto a las organizaciones que solicitan ser reconocidas como escuelas es asegurar que todas ellas ofrezcan oportunidades educativas justas para estudiantes de todas las razas. En este sentido, el IRS exige que tanto las escuelas privadas como las públicas tengan una política de no discriminación racial en vigor.

Es importante destacar que simplemente tener estudiantes de diferentes etnias no cumple con este requisito. Cumplir con esta política requiere un esfuerzo significativo, ya que el gobierno federal establece varios requisitos para garantizar que las escuelas no discriminen por motivos de raza.

Los requisitos son los siguientes:

  • Las escuelas deben presentar anualmente el formulario 990 y completar el Anexo E, demostrando operar sin discriminación racial de manera continua. Las escuelas privadas exentas del formulario 990 deben presentar el formulario 5578 para certificar el cumplimiento de prácticas de no discriminación racial.
  • La política de no discriminación racial debe estar establecida en documentos normativos, como los estatutos, y debe ser aprobada por la junta directiva.
  • La política de no discriminación racial debe ser publicada en todos los materiales relacionados con admisiones, programas y becas estudiantiles.
  • La política de no discriminación racial debe anunciarse en un periódico local de amplia difusión en el área.
  • Se debe demostrar la gestión no discriminatoria de las instalaciones escolares.
  • Se deben tomar medidas para garantizar la imparcialidad en la concesión de becas y préstamos, sin discriminación racial.
  • Aunque la escuela tenga pocos estudiantes de grupos minoritarios, se debe promocionar de manera no discriminatoria.

Como mencionamos antes, la prioridad del IRS es garantizar una educación justa y equitativa para todos los estudiantes. Si su escuela sigue estas pautas para fomentar la igualdad de oportunidades educativas, no debería tener problemas en su funcionamiento.

Las escuelas privadas tienen libertad religiosa permitida

Si decide establecer una escuela cristiana privada que incluya servicios religiosos, estudios bíblicos y expectativas de comportamiento cristiano para los estudiantes, tiene la facultad de admitir o rechazar a estudiantes en función de creencias religiosas. Esto significa que, aunque debe aceptar estudiantes de todas las etnias, su escuela puede operar de acuerdo con los principios cristianos y declararse abiertamente como una escuela cristiana.

Sin embargo, es fundamental que sus documentos legales brinden la protección necesaria al reflejar su base cristiana o religiosa. Sus artículos de incorporación deben especificar que su escuela es de naturaleza religiosa o que su iglesia administra una escuela. También es importante incluir una declaración de fe en sus estatutos para demostrar que su organización se rige por principios religiosos.

Por supuesto, si elige tener una escuela privada no religiosa, también tiene esa opción.

7 pasos para comenzar la escuela

A continuación, se detallan los pasos cruciales que deben seguir todas las escuelas bajo la dirección de una iglesia para asegurar el cumplimiento y un inicio exitoso.

1. Elija la fecha de inicio, junto con su calendario de actividades y año fiscal. Algunas escuelas operan en un año fiscal de enero a diciembre, y otras eligen de junio a mayo. Elija el año fiscal que mejor funcione para usted y asegúrese de que esto se establezca en sus estatutos.

2. Elija su doctrina pedagógica y un plan de estudios. Asegúrese de que su plan de estudios sea coherente con los requisitos de matriculación de su estado y que reciba una certificación para escuelas primarias. Para los colegios y las universidades, su proceso de acreditación podría afectar sus opciones sobre planes de estudios. También puede considerar las actividades extracurriculares como idiomas, artes, música, deportes y más.

3. Elabore un presupuesto de trabajo. Esto le permitirá saber qué tan grande o pequeño puede ser su comienzo. Siempre puede agregar más grados y más estudiantes a medida que su escuela crezca en recursos y personal.

4. Determine el personal que necesita para comenzar. ¿Cuántos maestros y administradores puede contratar con su presupuesto actual? Esto podría ayudarle a mejorar su inscripción o matricula. Asegúrese de tomar en cuenta los requisitos de su estado en cuanto a la proporción entre estudiantes y docentes para las escuelas privadas.

5. Asegúrese de que su iglesia tenga el lenguaje apropiado en sus artículos de incorporación. Para algunos de ustedes, esto podría significar que necesitan enmendar los artículos de incorporación de su iglesia.

6. Investigue las leyes estatales para asegurarse de que su escuela cumpla con las normativas de supervisión y funcionamiento de las escuelas privadas.

7. Siga las directrices del IRS en cuanto a las prácticas no discriminatorias. 

Invierta en la nueva generación

La historia al comienzo de este artículo podría reflejar su situación. No todos están destinados a ser educadores, pero muchas iglesias tienen ese llamado.

Proverbios 22:6 dice: "Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él".

Al inspirarse y llevar a cabo esta visión, podrá proporcionar una educación excelente y fomentar el crecimiento espiritual de los niños, ayudándoles a alcanzar su máximo potencial según el propósito de Dios.

Si está en la etapa de planificación para establecer una escuela administrada por su iglesia, estamos aquí para ayudarle. Llame hoy <span class=rTapNumber227338>877-494-4655</span> para conocer los próximos pasos que usted y su iglesia deben tomar.

%programe-su-cita-cta%


And receive Book 1 of our Grow Trilogy FREE today! This series gives you the strategies you need to get started growing your church plant today!