19 Sep 2018

5 Puntos Acerca de la Ordenación que lo Mantendrá Libre de Problemas

Raul Rivera

Esto es una historia basada en hechos reales

Cuando le pidieron que celebrara una boda, el pastor Leavy se sintió honrado, especialmente porque las personas que se iban a casar eran viejos amigos suyos de la infancia. Todos habían crecido en el mismo pueblo de Texas y habían asistido a la misma iglesia. En ese momento, la pareja de novios vivía en Ohio y querían que el pastor Leavy celebrara la boda y firmara la licencia de matrimonio.

Un poco de historia sobre el pastor Leavy

Desde su infancia, el pastor Leavy había servido a su iglesia. Sintió el llamado al ministerio y trabajó en casi todos los departamentos del mismo. Cuando surgió la oportunidad de obtener su licencia como ministro, él fue el primero en inscribirse. Quien había sido su pastor durante 17 años celebró una ceremonia ante toda la congregación y le emitió una licencia ministerial. Poco tiempo después de licenciarse, el pastor Leavy compartió lo que sentía con su propio pastor, quien en el futuro cercano el Señor le abriría una puerta para comenzar una iglesia. Por algún motivo, el pastor Leavy detectó una respuesta “poco entusiasta” de su pastor. Un año después, luego de entablar varias conversaciones sobre cómo iniciar una iglesia nueva, el pastor Leavy le preguntó a su pastor si le ayudaría a comenzar una nueva iglesia. Él deseaba seguir un programa de lanzamiento de veinte semanas y hacerlo con la bendición de su pastor. La única respuesta de su pastor fue: “No estás listo”. El pastor Leavy decidió esperar nueve meses antes de volvérselo a preguntar. Mientras tanto, la relación con su pastor parecía deteriorarse.

Actuando por su cuenta

Ahora, nueve meses después de su última conversación sobre comenzar una iglesia, el pastor Leavy volvió a pedirle ayuda y la bendición a su pastor, sin embargo, su pastor volvió a mostrarse reticente. Compartiendo sus más sinceras convicciones sobre la cuestión, el pastor Leavy dijo: “Estoy tan convencido de que el Señor puso esta nueva iglesia en mi corazón que me siento obligado a hacerlo por mi cuenta”. Su pastor le dio algunos consejos:

  1. No inicies la iglesia demasiado cerca de la mía.
  2. No tienes autorizado decirle a nadie de esta iglesia que vas a iniciar una iglesia.
  3. Si alguien de esta iglesia te sigue, dile que regrese.

Un mes después, el pastor Leavy inició una iglesia nueva a catorce millas de su antigua iglesia. Aunque le hubiera encantado recibir la bendición de su pastor, sabía que había llegado el momento de separarse y seguir el llamado de su corazón. A un año de la puesta en marcha de su iglesia tenía 61 miembros y pronto firmaría un contrato de arrendamiento para mudarse a una nueva ubicación.

La boda en Ohio

Faltando seis semanas para la boda, el pastor Leavy se encontraba haciendo preparativos, cuando un amigo lo llamó por teléfono. El amigo le informó que su antiguo pastor se enteró de la boda inminente y había manifestado su asombro de que el pastor Leavy fuera a celebrar la boda ya que él (el antiguo pastor) había revocado la ordenación del pastor Leavy. Eso entristeció al pastor Leavy pero también planteó varias preguntas importantes. ¿Se puede revocar una ordenación? ¿Ya no soy considerado un ministro ordenado? ¿Qué pasa con la boda que se va a celebrar dentro de seis semanas en Ohio? ¿Dónde me puedo ordenar en seis semanas?

Muchos pastores se encuentran en la misma situación

Al igual que el pastor Leavy, hay miles de pastores en los Estados Unidos que se enfrentan a circunstancias similares. Afortunadamente, hay una respuesta. Las leyes de nuestra tierra proporcionan una solución a los ministros que se encuentran en circunstancias similares. A continuación encontrará algunas noticias alentadoras:

  1. Cuando se hace correctamente, un ministro que inicia una iglesia nueva puede ser ordenado legalmente a través de la iglesia que él/ella comenzó.
  2. Hemos identificado ocho requisitos que se deben cumplir para que una ordenación sea válida (desarrollamos este tema en nuestras conferencias).
  3. Las leyes de los cincuenta estados reconocen las ordenaciones realizadas a lo largo de las fronteras estatales.

El pastor Leavy encontró una respuesta

A veces es necesario tener un buen problema para hacer que alguien se mueva en la dirección correcta. El pastor Leavy comenzó inmediatamente a buscar una respuesta. Cuando vio que íbamos a dar una conferencia en Dallas se registró inmediatamente. Allí aprendió mucho más de lo que se imaginó. Después, creamos toda la estructura legal de su iglesia, desde la incorporación, los estatutos, el 501(c) (3) y también establecimos un programa de ordenación que cumpliera con los ocho requisitos. También aprendió un dato importante que le evitó ir a la cárcel. A través de nuestro software se enteró de que el código revisado de Ohio dispone una multa de quinientos dólares y encarcelamiento de seis meses si se realiza una boda en Ohio sin tener una licencia especial para celebrar matrimonios. Afortunadamente, en seis semanas se pudo ordenar a través de su Iglesia recién establecida y obtuvo una licencia para celebrar matrimonios en Ohio.

Hechos interesantes

Permítame compartir con usted algunos hechos interesantes con respecto a la ordenación de ministros.

  1. No necesita estar ordenado para comenzar una iglesia.
  2. Después de comenzar una iglesia/ministerio, el fundador se puede ordenar legalmente a través de una resolución debidamente adoptada por su junta directiva (presbíteros o fiduciarios).
  3. Una vez que está ordenado no quiere decir que siempre estará ordenado. Una iglesia puede revocar su ordenación. De igual forma, si la iglesia que lo ordenó deja de existir, su ordenación deja de ser válida.
  4. El 12 de enero de 2012, la Suprema Corte de los Estados Unidos dictó una resolución que amplió la definición de ministro. Esta es una buena noticia.
  5. No existe ninguna ley o reglamento que le prohiba a un ministro ordenado predicar libremente el Evangelio.

¿Está seguro de que su ordenación es sólida?

Mientras reflexiona sobre su ordenación ministerial, siempre es mejor estar seguro. Si tiene cualquier duda o necesita saber más, nuestras conferencias le enseñarán todo lo que necesita. Si está considerando comenzar una iglesia o si ya lo hizo, es imprescindible que sus documentos corporativos estén escritos con el lenguaje correcto. Muchas iglesias comienzan, pero nunca consideran la calidad de sus documentos corporativos constitutivos y como resultado de eso, más tarde descubren que hay muchas deficiencias que ponen su ordenación en peligro. Llámenos al 678-830-2600. No se arrepentirá.

¡Fortalezca Su Fundación Legal Hoy!

PRESIONE AQUÍ

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera

comments powered by Disqus

Suscríbase a nuestro boletín

y reciba gratis nuestro libro electrónico 10 Pasos: Una guía paso a paso para el lanzamiento exitoso de su iglesia.