3 Consejos para Crear el Presupuesto de su Iglesia para el 2021

Escrito por Kevin Camon el 13 Oct, 2020 sobre Administración de Finanzas

A medida que nos acercamos a 2021, es hora de comenzar a planificar un presupuesto para el Año Nuevo. Sin embargo, sabemos que esta puede ser una de las tareas más desafiantes para una iglesia o ministerio. Los pastores y ministros pueden no tener la experiencia financiera necesaria para presupuestar adecuadamente una iglesia o ministerio. Sin embargo, en StartCHURCH, queremos que sepa que es posible hacer que el proceso sea gratificante y sin estrés.

Proverbios 21: 5 "Los planes del diligente conducen a la ganancia con tanta seguridad cómo la prisa conduce a la pobreza".

Esta regla final de Proverbios resume más o menos todas las demás. Hacer un presupuesto, planificar su jubilación, ahorrar para emergencias: todas son formas diferentes de ser diligente en su planificación.

Un presupuesto es uno de los planes más esenciales que puede crear su iglesia. Sin embargo, junto con el deseo de hacer más para difundir la palabra de Dios, los pastores deben comprender que las finanzas dictan en gran medida el ministerio. Los estudios muestran que aproximadamente una de cada dos iglesias en Estados Unidos están endeudada. Examinar de cerca la deuda de su iglesia es clave para construir un plan financiero sólido. Pero no puede hacer eso sin antes aprender a hacer un presupuesto.

En el blog de hoy, aprenderá tres consejos para crear el mejor presupuesto para su organización a medida que se acerca el año nuevo.

Consejo #1: Determine Cuáles Serán sus Ingresos Durante el Próximo Año

Un buen punto de partida es recopilar el historial de ingresos pasados ​​de su iglesia, como sus declaraciones de ingresos de los últimos tres años. Si no tiene una declaración de ingresos, vaya a los depósitos de su cuenta bancaria, que incluirán diezmos, misiones, fondo de construcción, proyectos especiales, etc. Luego, asigne cada transacción de ingresos a una o más de las cuentas de ingresos creadas. También puede dividir una transacción entre varias cuentas. La clave es ser detallado en el seguimiento de cada centavo y asignarlos en consecuencia. Algunas fuentes comunes de ingresos para las iglesias incluyen:

  • Ofrendas
  • Diezmos
  • Donaciones de caridad
  • Fondo de construcción
  • Fondos de visión

También hay facetas menos comunes, pero es importante tenerlas en cuenta. Tales facetas incluyen:

  • Inversiones
  • Venta de productos
  • Registro de eventos
  • Regalos designados

Estas son las áreas que tienen la posibilidad de cambio, por lo que querrá considerar estas áreas al administrar sus ingresos para su presupuesto futuro.

  Aprenda Más Sobre La Compensación de Ministros
  Presione Aquí

Consejo #2: Determine sus Gastos para el Próximo Año

Puede crear tantas cuentas como necesite para sus gastos tales como servicios públicos, salarios, pagos de hipoteca o alquiler, seguros, mantenimiento, benevolencia, impuestos, licencias, tarifas, etc. Estos son sus principales gastos operativos. Por lo general, serán los gastos que son necesarios cada mes para operar y, por lo general, no cambian mucho en la cantidad. Su cuenta de reparaciones y mantenimiento o cuenta de benevolencia son dos áreas que la mayoría de las iglesias tienen dificultades para medir durante el año debido a circunstancias imprevistas, como el aire acondicionado, que tiene goteras en el techo o asistencia con los gastos del funeral de un miembro de su organización. Tener que gastar dinero en reparaciones o eventos imprevistos puede arruinar su presupuesto si no se planifica en consecuencia. Sería prudente construir una cantidad adicional en esta área, especialmente si su iglesia es más antigua.

Consejo #3: Concéntrese en los Gastos de su Presupuesto.

Esfuércese por ser un buen administrador de lo que Dios provee. La Parábola de los Talentos (Mateo 25: 14-30) y muchas otras escrituras nos dicen que dejará de proveer si somos descuidados con lo que nos ha dado. Uno de los mayores "NO HACER" en el presupuesto es establecer más gastos que ingresos.

Su contador le entregará su informe financiero del mes. Compare los ingresos con sus gastos de ese mes y luego concéntrese en su presupuesto planificado. El presupuesto enumerará la cantidad estimada de ingresos o gastos que la iglesia prevé para el año. Debajo de sus ingresos, su informe mostrará la cantidad de dinero que gastó, así como su cifra del año hasta la fecha. En la parte inferior de su informe financiero, encontrará la sección "Ingresos netos" del mes. Sus ingresos netos le permiten ver si ha gastado más de lo que recibió en ingresos o viceversa. En el caso de que haya tenido más gastos que ingresos durante el mes, esta fórmula se mostrará verdadera en este ejemplo:

($2,500/ ingresos) - ($3,500/ gastos) = (-$1,000/Ingresos netos) 

Es imperativo monitorear los totales de su presupuesto y sus ingresos netos cada mes para medir la estabilidad y el crecimiento de su organización.

Una vez que tenga los totales de lo que ha gastado en cada categoría, debe tomar algunas decisiones sobre cosas como,

  • ¿En qué categorías necesitamos gastar menos dinero?
  • ¿Qué deberíamos recortar este año?
  • ¿Podemos aumentar el presupuesto para esta categoría?
  • ¿Qué categorías anticipamos gastar menos dinero?

Al comparar los totales de ingresos, la mayoría de las iglesias estarán de acuerdo en que los meses de verano tienden a disminuir en donaciones. No hay necesidad de entrar en pánico porque notó la misma tendencia al revisar años anteriores y concluyó que los ingresos aumentaron una vez que terminó el verano. Si hay eventos que causan una disminución significativa en las donaciones, como COVID-19, la junta tendrá que tomar las medidas adecuadas para frenar el gasto o buscar otros ingresos.

Asegúrese de considerar el crecimiento para su ministerio. Por ejemplo, ¿planea iniciar nuevos ministerios o departamentos? ¿Para qué eventos se quiere preparar en el nuevo año? Comience a insertar números en estas categorías para estos artículos hasta que los gastos coincidan con sus ingresos presupuestados. Si los números no le funcionan, deberá tener otra reunión de la junta para reestructurar su plan presupuestario, ya sea disminuyendo algunos de los gastos o tomando una decisión final para aumentar el monto presupuestado en las diferentes categorías.

Conozca Los Beneficios

Muchos pastores y ministros confiesan que el tiempo que pasan trabajando en las finanzas de la iglesia les roba la pasión por otras cosas, lo que los lleva a preguntarse: "¿Cómo puedo volver a hacer lo que amo?"

¿Le suena familiar esta situación? ¡Tenemos buenas noticias para usted!

Con la contabilidad de StartCHURCH, nos ocuparemos de las finanzas de su iglesia para que pueda concentrarse en cumplir con el llamado que Dios le ha dado para hacer el ministerio. Regístrese hoy para que pueda dedicarse a servir a las personas y cambiar vidas.

Si no tiene a alguien que se encargue de estas tareas por usted, consulte nuestro Servicio de Contabilidad para ver cómo agregar un contable con mentalidad ministerial a su personal puede beneficiar enormemente a su organización. ¡Llámenos para hablar con un especialista en 877-494-4655 o haga clic en el enlace a continuación para obtener más información!

  CONTABILIDAD PARA MI IGLESIA
  PRESIONE AQUÍ

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera


Y reciba gratis el libro electrónico 10 Pasos Estratégicos para Plantar una Iglesia