25 Apr 2019

Lo Que Usted Necesita Saber Sobre la Ordenación

Founder Raul Rivera

Todos los días tenemos el honor de servir a pastores y líderes de iglesias en todo el país.

Muchos pastores con los que hablamos han estado en el ministerio tiempo completo durante años, mientras que otros tienen muy poco de haber respondido si a ese llamado.

Sin embargo, sin importar en qué punto se encuentren estos ministros, todos ellos parecen tener preguntas en común sobre la ordenación; específicamente, sobre la legalidad de su ordenación.

Ese era el caso del pastor Mateo. Recientemente, había iniciado una nueva iglesia en las afueras de Chicago cuando un amigo de mucho tiempo se le acercó para preguntarle si podría oficiar su boda a finales de ese verano.

Sintiéndose emocionado y honrado, el pastor Mateo le dijo que se sentiría encantado de desempeñar ese rol en el gran día de su amigo; sin embargo, él tenía una pequeña preocupación acechando en el fondo de su mente. No estaba seguro de tener las credenciales para celebrar la boda.

Aprenda Mas Sobre El Programa PlanteFIRME

PRESIONE AQUÍ

Quedar ordenado apropiadamente

A medida que crecen las congregaciones, a menudo se les pide a los ministros que celebren bodas. Y aunque la mayoría de los ministros ven como un honor poder participar en ese tipo de evento, es importante saber sin ninguna sombra de duda si su ordenación es legal.

La mayoría de los ministros tienen la impresión de que para que su ordenación sea válida, solo pueden ordenarse a través de una organización eclesiástica más establecida, tal como una denominación, o incluso un seminario teológico. Además, los ministros aceptan el mito de que no puedo ser ordenado por mi propia iglesia.

La verdad de las cosas es que ambas nociones son incorrectas.

Usted puede iniciar una iglesia, establecerla sobre una base legal sólida, y luego ser ordenado legalmente a través de la misma iglesia que usted inició.

Antes de ver cómo se puede lograr esto, consideremos lo que dijo la Suprema Corte en relación a este asunto.

La Desición en la Corte Suprema pesa

Si usted realizara una búsqueda en Internet de ordenaciones en línea, encontraría un sin fin de opciones disponibles.

Aunque las ordenaciones en línea son fáciles y cómodas de obtener, la pregunta importante que debe hacerse es: ¿Las ordenaciones en línea son válidas para los efectos legales? En años recientes, los estados y el Congreso han manifestado su preocupación por la proliferación de ordenaciones en línea y por correo.

Estas preocupaciones no son con respecto a la ordenación de los ministros en conjunto, sino saber si dichos ministros tienen autorizado celebrar matrimonios.

En el caso judicial federal Cramer vs Commonwealth, a un grupo de ministros ordenados por la Universal Life Church (ULC) le fueron quitados sus derechos para celebrar ceremonias matrimoniales por parte del Tribunal de Circuito de Richmond, VA.

Este grupo de ministros apeló la decisión ante la Suprema Corte de los EE.UU., pidiéndole que dictaminara que cualquier ministro que pudiera proporcionar la documentación que probara su ordenación por cualquier organización religiosa se le permitiera celebrar ceremonias matrimoniales en el estado de Virginia.

La Suprema Corte escuchó la apelación de los ministros de la Universal Life Church a fin de decidir si verdaderamente era una organización religiosa.

Determinaron que la relación entre los ministros de la ULC y la propia ULC era casi inexistente.

La Suprema Corte descubrió que los ministros ordenados de la ULC tenían algunas reuniones con, o como, una congregación. En algunos casos no había ninguna reunión o encuentro en lo absoluto.

Descubrieron que las reuniones o encuentros que si se realizaron solían ser en la casa de alguno de ellos o en otros lugares públicos (como restaurantes), y que los temas que trataban durante las reuniones a menudo no eran de naturaleza religiosa.

Los tribunales de primera instancia les negaron a los oficiantes el derecho para celebrar bodas bajo la premisa de que los ministros ordenados para celebrar tales ceremonias debían estar en el ministerio de tiempo completo.

Aunque la Corte Suprema no estaba de acuerdo con el fallo del tribunal de primera instancia, afirmando que en Virginia había muchos buenos ministros que servían a sus congregaciones tan bien como cualquiera, manteniendo al mismo tiempo su otro empleo.

Sin embargo, esto no fue suficiente para que fallaran a favor de los apelantes. La Corte Suprema se aseguró de que este caso en particular no tuviera nada que ver con la libertad religiosa.

Debido a la naturaleza jurídica del matrimonio, la necesidad de un ministro ordenado legalmente es ineludible.

La Corte Suprema reconoció la necesidad de que el propio contrato matrimonial sea inmortalizado por escrito y por una persona con responsabilidad e integridad, y por alguien en posesión de alguna formación académica.

En esencia, hay 2 cosas que podemos deducir de esta sentencia de la Corte Suprema:

1. La Corte Suprema buscaba un proceso formal.

Sostuvieron que la selección o elección de un ministro ordenado debe de ser un acto considerado, deliberado y responsable.

2. Los estados no pueden darle preferencia a las iglesias más establecidas.

En otras palabras, usted puede ser ordenado legalmente a través de la misma iglesia que usted inició o esta dirigiendo actualmente. ¡Eso es una buena noticia! A continuación permítanos revisar cómo puede asegurarse de que la ordenación que recibió de la misma iglesia que usted inició es legal.

Cómo asegurarse de que su ordenación cumple con los necesario

Como acabamos de ver, los tribunales han determinado que para recibir una ordenación legal, no importa cuánto tiempo haya existido su iglesia ni cuán grande sea.

Sin embargo, ¿cómo puede estar seguro de que la ordenación que recibió de su misma iglesia y las ordenaciones que otros recibieron de su iglesia son legales a los ojos de los tribunales?

Para ayudar a satisfacer este requisito, su iglesia debe de crear un programa de concesión de licencias y de ordenación que esté compuesto de los diez componentes que se muestran a continuación:
  1. Asegúrese de que todos los documentos corporativos, tales como los artículos de incorporación, constitución y estatutos, así como las minutas de las reuniones de la junta contengan una redacción que indique que usted tiene la intención de tener o ya tiene un programa de concesión de licencias y de ordenación. Necesita el lenguaje de ordenación antes de otorgar credenciales.
  2. Requiera que el solicitante satisfaga una cierta serie de criterios, tales como clases, capacitación en el puesto de trabajo, trabajo voluntario en la iglesia, y estar involucrado en el ministerio local, y mantener un buen registro de todos los ministros que tienen licencias o sirven bajo la instrucción de un pastor. 
  3. Requiera una solicitud con una cuota. 
  4. Requiera que se tome un examen y se apruebe con una calificación mínima requerida. 
  5. Establezca un proceso formal para el servicio. 
  6. Asigne una fecha de vencimiento/renovación a la ordenación. 
  7. Requiera un proceso de renovación ya sea por medio de una solicitud o por una carta por escrito solicitando la renovación. 
  8. Mantenga un buen registro de todos los ministros que están comisionados, con licencia, ordenados, activos, inactivos y revocados. 
  9. Asegúrese de que el papel como ministro sea transmitir el mensaje y misión de su iglesia. 
  10. Solicite que el ministro mantenga una relación significativa y actualizada con la iglesia ordenante asistiendo a conferencias o a los servicios por lo menos una vez al año. 

Es importante señalar que a pesar de que usted sea el pastor principal de la iglesia que inició, de todos modos debe de acatar los requisitos del programa de ordenación de su iglesia para asegurar que su ordenación sigue siendo legal a los ojos de la ley.

Si su programa de ordenación contiene los diez componentes, cumplirá con los requisitos de los cincuenta estados en lo que respecta a la concesión de licencias y la ordenación, y cómo se relaciona con el empleo y la legislación fiscal.

Adquiera Su Programa De Ordenación

CLIC AQUÍ

Conclusión

Ese día después de que le pidieron al pastor Mateo que oficiara la boda de su amigo, se puso en contacto con nuestra oficina pidiendo asesoría.

Pudimos ayudar al pastor Mateo para que empezara legalmente, a través de nuestro programa PlanteFIRME que incluría proporcionarle el vocabulario necesario en sus documentos fundacionales y rectores para poder ordenar legalmente a los ministros del evangelio despues con el programa de ordenación comprobará la legitimidad de como califican a sus ministros.

Actualmente, la iglesia del pastor Mateo no solo lo ordenó legalmente a él, sino que también pudo ordenar a otros 5 ministros del evangelio.

Si resulta que usted tiene alguna pregunta en relación con su ordenación o como otorgar ordenaciones por medio de su iglesia, por favor siéntase libre de llamar a nuestra oficina al 877-494-4655

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera

comments powered by Disqus

y reciba gratis nuestro libro electrónico 10 Pasos: Una guía paso a paso para el lanzamiento exitoso de su iglesia.