La Prueba Literal de Fuego de un Pastor

Escrito por David Newkirk el 27 Oct, 2020 sobre Administración de Iglesias

Era un día cálido a finales de verano. Uno de los miembros de la junta directiva de mi iglesia y yo decidimos comenzar un proyecto para rehacer el piso de la cocina de la iglesia. Abrimos las puertas dobles junto a la cocina para que el aire fluyera por la habitación en ese día caluroso.

Después de retirar algunos electrodomésticos de la cocina, tuvimos que evaluar la posibilidad de retirar la estufa de gas. Notamos que no había una válvula de cierre en el exterior del edificio, así que supusimos que estaba detrás de la estufa, como muchas otras. Deslizamos la estufa unos centímetros.

No teníamos idea en ese momento, pero al mover esa estufa solo unos centímetros cambiaría drásticamente nuestras vidas durante los próximos dos años.

Un Cambio Drástico

Yo era un pastor joven que dirigía una iglesia pequeña en ese momento. Todavía estaba tratando de aprender a navegar por todos los deberes y responsabilidades típicos que uno esperaría tener como pastor. Sin embargo, después del incidente, mis responsabilidades se parecían más a ser contable, director de proyectos y ajustador de seguros que a uno que supervisa un rebaño.

Verá, después de que movimos la estufa solo unos centímetros, la línea de gas que estaba diseñada para moverse con la estufa se rompió y llenó la cocina y el salón de confraternidad con gas natural. El administrador y yo atravesamos las puertas que habíamos dejado abiertas y cruzamos la calle de la iglesia. Mientras estábamos allí marcando el 9-1-1 y esperando las inminentes llamas, nos asaltó la sensación surrealista de que todo estaba a punto de cambiar para nuestra iglesia.

En algún momento, mientras estaba hablando por teléfono con el operador de emergencia, los gases se encendieron. Con un fuerte zumbido, una bola de llamas salió rugiendo de las mismas puertas por las que habíamos salido hace unos momentos.

Afortunadamente, nadie resultó herido. Pero en ese momento me di cuenta de que el edificio de la iglesia y todo su contenido se perderían.

Muchas preguntas inundaron mi mente mientras esperaba en la esquina de la calle a que llegaran los camiones de bomberos. Algunas de esas preguntas fueron:

  • ¿Tenemos seguro?
  • ¿Tenemos un buen seguro?
  • ¿Qué tipo de cobertura tenemos?
  • ¿Cómo vamos a reemplazar todos los elementos del edificio?
  • ¿Dónde nos veremos?
  • ¿Cómo vamos a reconstruir?
  • ¿Qué pasa con toda la historia y los recuerdos que se hicieron en este edificio?

¡Solo había sido el pastor de esta iglesia durante nueve meses! Y ahora, estaba supervisando la monumental tarea de encontrar las respuestas a todas estas preguntas.

description

Himnarios quemados y carbonizados encontrados después de atravesar los restos del fuego. FOTO POR DAVID NEWKIRK.

Un Viaje Largo e Intenso

Al final resultó que, la iglesia tenía seguro, pero para nuestra desventaja, la iglesia definitivamente tenía un seguro insuficiente. Nuestro seguro de "Valor de costo de reemplazo" cubriría nuestros activos y el edificio, pero no en su totalidad. Recibimos ayuda de voluntarios para construir la mitad del edificio. Los próximos dos años iban a ser un viaje largo y difícil.

Este viaje, que pensamos que sería tan simple como reconstruir, nos llevó por un camino en el que teníamos que:

  • Realizar un inventario de todos los activos
  • Estimar el valor de compra de esos activos
  • Calcular la depreciación de esos activos
  • Estimar el costo de reconstrucción
  • Conseguir la ayuda de muchos voluntarios para trabajar en el proceso de construcción.
  • Hacer frente a la afluencia de todas estas transacciones de nueva construcción que golpean al banco
  • Mantener el presupuesto tanto de la cuenta general como de la cuenta del edificio.

Esta prueba que enfrentamos terminó siendo más difícil de lo necesario. Si nuestra iglesia hubiera tenido un contador o estuviese utilizando un servicio de contabilidad, muchos de los pasos de este proceso hubieran sido mucho más fáciles.

Verá, nosotros no teníamos idea de que una iglesia, o cualquier organización sin fines de lucro, debería mantener un inventario de todos sus activos; un componente que está incluido en nuestro servicio de contabilidad. Tampoco conocíamos el valor depreciado de nuestros activos. Si hubiéramos contratado a un contador, se nos habrían dado a conocer estas necesidades y habría aliviado gran parte de la carga que teníamos sobre nosotros.

Muchos meses después del incendio, nos encontrábamos ingresando al edificio de la iglesia, quemado y lleno de humo, con máscaras en la cara y tablas portapapeles en las manos, haciendo un inventario de cada artículo que podíamos reconocer.

Después de completar esta tarea, tuvimos que evaluar su valor original y su antigüedad. Después de hacer un inventario de todos los artículos que pudimos encontrar y después de encontrar sus "Valores de Costo de Reemplazo", finalmente pudimos pasar a la siguiente etapa.

Fue en este punto que tuvimos que determinar el costo de la reconstrucción. Debido a que nunca mantuvimos un inventario adecuado de nuestros activos, nunca supimos cuál era el valor de la iglesia. Por lo tanto, sin saberlo, habíamos estado pagando una póliza de seguro que no nos cubría adecuadamente.

CONTABILIDAD PARA MI IGLESIA

  PRESIONE AQUÍ

Una Valiosa Lección

Después de que se extinguió el fuego, la congregación se reunió en el jardín delantero y se regocijó en el Señor por todos los maravillosos recuerdos que se habían creado durante los 72 años anteriores de existencia de la iglesia.

Al final, el Señor fue tan bueno y fiel con nosotros. Nos proporcionó un lugar de encuentro temporal y todo se resolvió después de dos años de arduo trabajo. Pero, como mencioné antes, si hubiéramos utilizado un servicio de contabilidad, estaríamos mejor preparados para este trayecto.

Con el servicio de contabilidad de StartCHURCH, usted obtiene un equipo de profesionales que le guiarán en la dirección correcta. Además, se le asignará un contador que le ayudará a equilibrar los libros de su iglesia.

Cuando se inscribe en nuestro servicio de contabilidad, recibe acceso a nuestra suite Secretary de forma gratuita. Si está buscando comprender mejor los diferentes tipos de pólizas de seguro que existen, también puede utilizar nuestro paquete de impuestos. Este recurso es útil para ayudarlo a evaluar cuál es mejor para su iglesia o ministerio. La suite también le proporciona una guía paso a paso para recopilar un inventario de todos sus activos.

No se encuentre en las mismas pruebas que sufrimos después del incendio de la iglesia. Llámenos hoy al 877-494-4655 para ver cómo el servicio de contabilidad StartCHURCH puede ahorrarle tiempo y prepararlo para cualquier prueba y desafío que la vida le depare.

¡PROGRAME SU CITA HOY!

Presione Aquí

description

El nuevo edificio de la iglesia. Tomó dos años construir después del incendio. FOTO POR DAVID NEWKIRK

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera


Y reciba gratis el libro electrónico 10 Pasos Estratégicos para Plantar una Iglesia