La Estrategia Más Importante para la Salud Financiera del 2021

Escrito por Kristen Alexander el 26 Jan, 2021 sobre Administración de Finanzas

No es un secreto que hemos enfrentado un año desafiante. Como líderes de iglesias y ministerios, es probable que en el 2020 se hayan enfrentado a obstáculos únicos que no habían encontrado antes. Las organizaciones que funcionan gracias a las fieles contribuciones de los donantes pueden haber sufrido contratiempos durante la pandemia. Su gestión financiera puede haber cambiado inesperadamente al ajustarse a las "nuevas normas" que se nos presentan. 

Cada día, nuestro equipo mantiene conversaciones con pastores y líderes ministeriales sobre cómo administrar sabiamente sus recursos en tiempos de crisis. Como resultado, hemos aprendido lo que algunas organizaciones están haciendo para prevalecer a pesar de las dificultades y salir más fuerte que antes.

A continuación hablamos de cómo usted puede elaborar una estrategia financiera para servir mejor a su propia organización en el nuevo año.

Crear un Presupuesto

Ya sea que todavía esté en la fase inicial de su organización, o que sea una iglesia establecida desde hace años, ahora es una excelente oportunidad para recordar sus raíces. Es posible que en el pasado haya tenido que tomar decisiones financieras difíciles. Como muchos de ustedes pueden haber experimentado este año, una crisis puede hacer que lleguen menos fondos a su ministerio.

En general, en el año 2020, usted debería haber visto una disminución en sus gastos, como el cambio de servicios públicos, eventos o costos de viaje para su iglesia o ministerio. Entonces, ¿cómo se ajusta financieramente a estos nuevos cambios?

La respuesta está en la planificación de su presupuesto.

Muchos líderes se atascan incluso antes de dar el primer paso. El miedo a empezar algo nuevo, especialmente algo de lo que no se sabe mucho, puede ser paralizante. Este puede ser el caso tanto si su ministerio ha existido durante 200 años como si está planeando lanzarlo en 2022. 

1. Conozca su Visión

Su presupuesto debe estar alineado con su visión para asegurarse de que los recursos que gasta hoy le lleven hacia su visión del mañana. 

2. Crear Categorías

Desglosar sus ingresos y gastos en unas pocas categorías generales le permite saber a cuáles de ellas hay que prestar más atención. De este modo, puedes maximizar el tiempo que dedicas a la elaboración del presupuesto.

En cuanto a los gastos, cada ministerio puede tener una variedad diferente de costos, pero hemos comprobado que la mayoría de los gastos entran en una de las cinco categorías:

  • Personal
  • Instalaciones
  • Gastos administrativos
  • Ministerios
  • Alcance

3. Determine sus Ingresos del Año Anterior

Es esencial que reúna el historial de ingresos de su iglesia, como las declaraciones de ingresos de los últimos tres años. Si no tiene un estado de ingresos, acuda a los depósitos de su cuenta bancaria, que incluirá los diezmos, las misiones, el fondo de construcción, los proyectos especiales y cualquier otra área a la que asigne fondos.

Algunas de las fuentes de ingresos más comunes de las iglesias son:

  • Ofrendas
  • Diezmos
  • Donaciones benéficas
  • Fondo de construcción
  • Fondos para la visión

4. Determine sus Gastos para el Próximo Año

A la hora de planificar su presupuesto, lo mejor es centrarse en las áreas que tienen más probabilidades de permanecer fijas y estables. Esto puede incluir el alquiler o la hipoteca, los seguros, los salarios del personal principal y los costos de funcionamiento de los ministerios principales. Estos gastos tienden a ser muy predecibles para la mayoría de los ministerios e iglesias. 

Sus cuentas de mantenimiento y benevolencia son dos áreas que la mayoría de los ministerios tienen dificultades para calibrar durante el año debido a circunstancias imprevistas. Tener que gastar dinero en reparaciones o eventos imprevistos puede desordenar su presupuesto si no se planifica con anticipación.

Recomendamos prever una cantidad extra en estas áreas, especialmente si su iglesia se encuentra en un edificio antiguo más propenso a las necesidades de mantenimiento.

Sabemos que manejar las finanzas de su iglesia o ministerio puede ser abrumador y confuso. Hemos creado nuestro servicio de Contabilidad StartCHURCH para ayudarle a volver a hacer lo que le gusta. Para saber más, por favor llámenos al 877-494-4655 o haga clic en el enlace de abajo.

%teneduria-cta%

5. Recuerde la Regla del 90%

Uno de los hechos más frustrantes de la elaboración de presupuestos es que nunca se va a acertar al 100%.

El material de oficina, los viajes, la publicidad, el material de marketing, los regalos u otros gastos diversos son ejemplos de gastos que pueden cambiar regularmente. Si su presupuesto está alineado con su visión, y sabe lo que NO cambia, entonces responder a lo que SÍ cambia es mucho más fácil.

Una de las herramientas que muchos ministerios utilizan es la regla del 90%, que es una forma de subestimar sus ingresos para construir un amortiguador para el cambio. 

Para seguir este principio, asuma que sus donaciones serán sólo el 90% de lo que aportó el mes o año anterior. Si su ministerio está creciendo, esto le da tranquilidad para tomar decisiones incluso en medio de cambios inesperados.

6. Crear un Fondo de Emergencia

Al incluir un fondo de emergencia en su presupuesto, puede prepararse para los gastos inesperados que pueda tener. Si guarda entre uno y tres meses de gastos en un fondo de emergencia, podrá superar lo que de otro modo sería una temporada difícil sin verse abrumado por el estrés..

También querrá estar al tanto de todo lo que está disponible para su organización, como las ayudas del gobierno y las fechas de vencimiento y prórrogas tentativas para la posible presentación de la organización. 

7. No Tema Tomar las Decisiones Difíciles.

Una de las principales estrategias que hay que poner en práctica en un momento así es no tener miedo a tomar decisiones difíciles. 

Desde el punto de vista financiero, podría significar que no se inicie una campaña de la iglesia que estaba planeando hacer, que se desprenda de algunos miembros del personal o que se reorganicen las finanzas para reflejar sus nuevas prioridades. 

Servimos a un Dios Increíble

Aunque no sabemos lo que nos depara el mañana, sí sabemos que servimos a un Dios increíble que ha prometido caminar con ustedes sin importar lo que venga.

Sepan que nuestro equipo en StartCHURCH está orando por cada uno de ustedes y sus iglesias y ministerios al entrar en un nuevo año.

Si desea más información sobre cómo StartCHURCH puede ayudarle a proteger su organización, llámenos. Será un honor servirle de cualquier manera.

Recuerde: los presupuestos cambian, los planes cambian, ¡pero Dios sigue siendo el mismo!

Si desea obtener más información sobre la gestión de sus finanzas en el nuevo año, llámenos al 877-494-4655 o haga clic en el siguiente enlace para programar una llamada para hablar con un especialista

%programe-su-cita-cta%

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera


Y reciba gratis el libro electrónico 10 Pasos Estratégicos para Plantar una Iglesia