¿Deberían los Pastores Optar por No Recibir el Seguro Social?

Escrito por Pastor Darrell Mims el 06 Jul, 2021 sobre Administración de Finanzas

Para los propósitos de este blog, jubilarse no significa dejar de ejercer el ministerio, sino más bien hacer el ministerio sin recibir una remuneración de un empleador.

A lo largo de los años, he asesorado a cientos de ministros sobre su derecho a optar por no recibir la seguridad social dentro de los dos primeros años como ministro remunerado.

Conozco de primera mano las historias de ministros que optaron por no participar y nunca ahorraron suficiente dinero para la jubilación. Estaban devastados por sus circunstancias y, lo que es más importante, no pensaron en las consecuencias durante su carrera. Algunos pensaron que su iglesia se ocuparía de ellos. Sin embargo, no había un plan de jubilación y la iglesia simplemente no tenía los recursos para ayudar al ministro jubilado. No hubieron beneficios de seguridad social ni de Medicare. En las peores situaciones, a la muerte del ministro el cónyuge sin derechos no tenía nada, ni siquiera los beneficios por fallecimiento o la seguridad social del ministro.

El propósito principal de la exclusión voluntaria de la seguridad social debe ser que, en calidad de ministro, no cree en recibir asistencia pública del gobierno. He aprendido que la mayoría de los ministros que optan por no participar lo hacen porque no quieren pagar el impuesto al trabajo por cuenta propia del 15.3% del Servicio de Rentas Internas IRS.

Es fundamental tomar la decisión correcta, y la elección debe basarse en criterios de razones religiosas y no simplemente para evitar pagar el impuesto. Dado que este no es siempre el caso, veamos los efectos de la decisión.

¿Debo Optar por Recibir o No Recibir la Seguridad Social?

Suponga que usted es un ministro que opta por no recibir la seguridad social y no tiene 40 trimestres (equivalente a diez años de trabajo con derechos adquiridos) en un trabajo secular. En la mayoría de los casos, no es elegible para recibir beneficios del seguro social del gobierno o del seguro médico de Medicare en las edades especificadas. Esto significa que, de inmediato, debe ahorrar al menos el 15.3% de sus ingresos totales (salario y subsidio para vivienda) en una cuenta de ahorros para la jubilación.

La razón para hacer esto es porque, en algún momento posterior de su ministerio, probablemente no recibirá un pago por trabajar. Deberá ahorrar ahora para reemplazar los ingresos futuros necesarios para vivir durante la jubilación de los beneficios del seguro social que no tendrá y de la(s) cuenta(s) de ahorros para la jubilación. También es posible que deba investigar otras formas creativas para generar ingresos.

Optar No Participar por Convicciones Religiosas

En el pasado, si un ministro:

  • Obtiene el beneficio por trabajos seculares anteriores
  • Opta por no participar por razones religiosas válidas
  • Planea usar principios sólidos de mayordomía financiera

Entonces les recomendé que renunciaran a la seguridad social, sabiendo que estaban recibiendo un gran beneficio.

La buena mayordomía financiera incluye:

  • Diezma el primer 10% y da ofrendas a nuestro Señor
  • Crear y vivir con un presupuesto para cubrir sus necesidades, que incluyen:
    • Mantener un fondo de emergencia
    • Financiamiento de ahorros a corto y largo plazo
    • Ahorrar para la jubilación
  • Planificar regalos, vacaciones, pasatiempos, etc.
  • Eliminar todas las deudas antes de la jubilación
  • Proporcionar seguro médico, de vida y por discapacidad
  • Deja un legado para los demás

Algunas de las razones por las que puede tener sentido optar por no participar sin tener derecho a la seguridad social incluyen:

  • Tendrá el derecho en el futuro al tener una segunda vocación secular o un negocio
  • Su cónyuge tiene derechos adquiridos y usted recibirá el 50% de sus beneficios de seguridad social.
  • Usted tiene la disciplina para ahorrar lo suficiente durante sus años de trabajo como ministro para cubrir estas áreas cuando ya no reciba un pago:
    • lo que habría ganado en seguridad social
    • ahorros de jubilación adecuados
    • una cantidad para cubrir su seguro médico
    • gastos médicos de bolsillo

Hay muchas otras consideraciones sobre lo que es suficiente para vivir durante la jubilación y elaborar un plan para alcanzar esas metas. Si desea hablar con un especialista sobre la planificación de la jubilación, por favor lámenos al <span class=rTapNumber227338>877-494-4655</span>

El desafío ha sido brindar recomendaciones sobre cómo optar por no participar en los siguientes grupos de ministros:

  • Ministros más jóvenes cuya compensación es reducida
  • Familias con un solo salario
  • Familias con uno o dos salarios que tienen deudas y otras obligaciones financieras

El impuesto a la seguridad social del 15.3% es un gran obstáculo a superar. Esto es cierto incluso para los ministros mayores. Mi experiencia me ha demostrado que la mayoría de los ministros comprenden la necesidad de comenzar a ahorrar de inmediato. Sin embargo, debido a circunstancias de la vida o falta de disciplina, no pueden hacerlo con el requisito de trabajo por cuenta propia.

¿Cuál Decisión es la Adecuada para Usted?

Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.” 1 Corintios 4:2

Creo que si realmente ha sido llamado por Dios para estar en el ministerio, entonces tomará la decisión correcta con respecto a optar por no participar independientemente de su edad o si tiene derecho a la seguridad social. Si está tomando la decisión basándose en sus convicciones religiosas, Dios honrará su decisión. Permanezca fiel a lo que le pertenece a Él, a su vez, Él proveerá para usted.

Si opta por participar y es un ministro más joven o un pastor con algunos desafíos financieros, le sugiero seguir las mismas recomendaciones de mayordomía que hice anteriormente.

Dios provee para cada uno de nosotros, lo que significa que somos responsables de administrar lo que se nos ha dado. A medida que continuamos creciendo y desarrollándonos a través de nuestra relación con Dios, nuestras circunstancias cambiarán y tendremos la oportunidad de presenciar cómo Dios ha hecho cambios en nuestras vidas para que podamos cumplir los planes que Él tiene para cada uno de nosotros. Por lo general, esto significa algún sacrificio al principio; sin embargo, he escuchado muchos testimonios de ministros que fueron fieles en ser buenos administradores, y Dios los recompensó con una vida plena. Únase.

En StartCHURCH, hemos ayudado a miles de pastores y ministros a optar por no recibir seguridad social y a planificar su jubilación. Si está listo para comenzar a planificar su futuro, nuestro equipo de especialistas estará encantado de hablar con usted para ayudarle a tomar la decisión correcta. Llámenos al <span class=rTapNumber227338>877-494-4655</span> o haga clic en el enlace a continuación para programar una cita para que podamos ayudarle durante el proceso.

%programe-su-cita-cta%

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera


Y reciba gratis el libro electrónico 10 Pasos Estratégicos para Plantar una Iglesia