Cuando las Iglesias No Cumplen con los Requisitos del 501(c)(3)

Escrito por Aleshia Redding el 01 Mar, 2022 sobre Cumplimiento del IRS

La Pregunta de Cumplimiento Más Importante

Aproximadamente una vez a la semana, un cliente me pregunta "¿Cuáles son los beneficios de tener el estatus 501(c)(3) para nuestra iglesia?" Con mucho gusto respondo con una lista completa de beneficios que van desde la protección para los donantes hasta la elegibilidad para los impuestos estatales y locales y ser una opción atractiva para aquellos que buscan apoyar organizaciones caritativas.

Lo interesante es que rara vez escucho la pregunta: "¿Qué sucede si no cumplo con los requisitos del IRS?" Me gustaría ser honesto y decirles que esta pregunta es más importante que la pregunta sobre los beneficios. He aquí por qué: sin cumplimiento, los beneficios disponibles no importan.

Esta declaración debería empoderarnos y alentarnos a conocer los requisitos del estatus 501(c)(3) para que podamos proteger nuestra inversión y la de nuestros donantes en la obra que estamos construyendo para Dios.

Así que entremos en este tema. Hablemos de lo que podría estar en juego si no cumplimos con los requisitos del IRS para las iglesias exentas de impuestos.

¿Cómo es el Incumplimiento?

Como organizaciones 501(c)(3) exentas de impuestos, hay 4 requisitos fundamentales que las iglesias deben cumplir:

  1. Llevar a cabo actividades benéficas y religiosas definidas en la Sección 501(c)(3) del IRC.
  2. Nunca operar para el beneficio privado de los miembros de la junta directiva o de sus parientes cercanos por asociación familiar o empresarial.
  3. No dedicar una cantidad sustancial de tiempo y recursos al cabildeo.
  4. No apoyar a un candidato político.

La violación de cualquiera de estos requisitos básicos puede resultar en la pérdida del estado de exención de impuestos. Estos son ejemplos de lo que es violar estos requisitos.

  • Operar la organización en competencia con otros negocios locales como una actividad de la iglesia. Esto puede ser operar un restaurante, un lavado de autos, o un negocio de diseño gráfico de manera regular.
  • Pagar por las necesidades personales del pastor sin la aprobación previa de la junta directiva.
  • Compensar a un miembro de la junta directiva sin seguir una Política de Conflicto de Intereses.
  • Operar sin una Junta Directiva debidamente establecida.
  • Apoyar abiertamente desde el púlpito a un candidato local o nacional para un cargo.
  • Dedicar más del 15% de nuestro tiempo y recursos para cabildear a favor de la legislación.

Estos son solo algunos ejemplos, pero ¿le dan una idea? Estas actividades están fuera del ámbito de lo que se le permite hacer a una organización 501(c)(3). Al igual que las empresas, las organizaciones benéficas también deben cumplir ciertos requisitos para disfrutar de los beneficios de la exención de impuestos. Ahora echemos un vistazo más profundo a lo que está en juego cuando no cumplimos con estas reglas fundamentales.

Sanción 1: Pérdida de Protección para Donantes

Lo que hace que las organizaciones 501(c)(3) sean especiales es que son una de las pocas entidades exentas de impuestos a las que las donaciones son deducibles de impuestos. ¡Hay muchos tipos de organizaciones exentas de impuestos como clubes de comercio, organizaciones políticas, cooperativas y más! Pero una donación a una 501(c)(3) tiene el beneficio adicional de poder obtener una deducción por esa donación.

Esto se debe a que las organizaciones 501(c)(3) existen para el beneficio público. Por lo tanto, las donaciones del público para apoyarlos también se consideran deducibles.

Cuando se revoca un estado 501(c)(3), las donaciones a ese 501(c)(3) automáticamente ya no son deducibles. En algunas circunstancias, a los donantes que presentaron deducciones de impuestos se les puede incluso exigir que reembolsen al IRS por esas deducciones.

Sanción 2: Multas, Multas y Más Multas

Cuando se determina que una iglesia ha otorgado beneficios excesivos a alguien, como un miembro de la junta, un empleado altamente remunerado, la familia de un miembro de la junta o un socio comercial de un miembro de la junta, la persona que recibió ese beneficio excesivo será multado con el 25% del beneficio excesivo.

Además, a los miembros de la junta involucrados con la transacción de beneficio en exceso se les puede cobrar el 10% de la transacción en exceso de manera individual. ¡No solo eso, sino que el IRS puede imponer una multa del 200% si el error no se corrige en el tiempo asignado!

Para tener una perspectiva, digamos que el valor justo para un pastor de tiempo completo de una iglesia de 200 miembros es de $60,000 al año. La junta directiva de esa iglesia decide que no es suficiente y le paga al pastor $20,000 en compensación indocumentada por “debajo de la mesa”. Si esa iglesia es auditada y se descubre la indiscreción, el pastor que recibió esa transacción será multado con el 25% de esos $20,000, que serían $5,000. ¡Además, a cada miembro de la junta involucrado con la acción se le podrían cobrar $2,000! ¡No es un precio fácil de pagar!

Sanción 3: Pérdida del Estatus de Exención de Impuestos

Al no cumplir con los requisitos del 501(c)(3), una iglesia puede perder su estatus de exención de impuestos. Esto tiene un costo para su comunidad, sus miembros y la misión que debe cumplir para Dios.

La difícil realidad es que simplemente hay pasos que las iglesias pueden tomar para reducir la probabilidad de revocación de su estado de exención de impuestos. Estos pasos incluyen:

  1. Establecer adecuadamente la corporación
  2. Constituir adecuadamente la junta directiva
  3. Seguir políticas básicas como la Política de Conflicto de Interés y la política de Reembolso Responsable para cumplir con la compensación adecuada
  4. No realizar negocios regularmente a través de la iglesia, sino establecer una filial lucrativa
  5. Contratar a una empresa profesional como StartCHURCH con conocimiento en asuntos de cumplimiento para proporcionar recursos que ayuden en el cumplimiento de las regulaciones a largo plazo.

En StartCHURCH tenemos productos y servicios para ayudarle a establecer y mantener el cumplimiento de la iglesia para que pueda estar tranquilo mientras construye para el Reino de Dios. Estamos aquí para ayudarle y garantizar que las sanciones nunca sean su realidad. Y, sobre todo, estamos aquí para ayudarle a prosperar. Llame hoy para saber cómo nuestro Servicio PlanteFIRME puede ayudarle a mantener el cumplimiento y avanzar como iglesia.

%programe-su-cita-cta%

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera


Y reciba gratis el libro electrónico 10 Pasos Estratégicos para Plantar una Iglesia