Todas las registraciones al 2 por 1
27 Dec 2017

Cómo Manejar las Donaciones de Fin de Año- Parte 3

Raul Rivera

El pastor John estaba asombrado de la generosidad que hasta ahora muchos de sus congregantes habían mostrado durante la época navideña. La disposición de la congregación hacia las donaciones le habían dejado casi sin palabras; un logro que su esposa aseguraba era casi imposible. Es por estas acciones de generosidad que el Pastor John estaba emocionado de ver cómo el Señor iba a guiar a la congregación a dar la ofrenda durante el servicio anual de Navidad en la iglesia.

La primera ofrenda navideña se había dado hace 5 años, cuando el Pastor John quería implementar una manera práctica para enseñar a su congregación a enfocarse en otras personas durante la época de navidad, en vez de ser envuelto por la auto-absorción de la comercialización navideña. El quería dar a su congregación la oportunidad de ser parte de algo más grande que ellos mismos.

El beneficiario que eligió ese primer año fue un banco de alimentos en la comunidad local, el cual proporcionaba alimentos para las familias necesitadas. El Pastor John no estaba seguro cual sería el monto de la ofrenda, y se sorprendió cuando la primera ofrenda de Navidad alcanzo los $20,000. Durante los años sucesivos, la ofrenda navideña superaba la cantidad del año anterior.

Anticipando una gran colecta en este año, el Pastor John quería usar la próxima ofrenda navideña para continuar apoyando al banco de alimentos local, pero también quería usar la ofrenda para comprar una furgoneta de 15 pasajeros para un club local de jóvenes para que lo usaran de transporte de excursión. El Pastor John fijó una meta para la ofrenda de Navidad de $120,000.

El no estaba preocupado que la meta no se lograra; más bien, le preocupaba qué hacer con la parte de la ofrenda que no se pondría en uso inmediato. Él y la junta directiva planearon una donación de $30,000 al banco de alimentos, $40,000 para ser donados al club de jóvenes para la nueva furgoneta, y los restantes $50,000 para avanzar en la expansión y renovaciones de la iglesia.

Debido a que faltaban unos meses para que el proyecto de renovación y expansión comenzara, el Pastor John no quería dejar el dinero desprotegido y sujeto a obligaciones.

Qué hay detrás de la historia

Muchas iglesias tienen ofrendas navideñas al fin del año. El final del año es un buen tiempo para terminar fuerte, recaudar fondos para hacer donaciones especiales a otras organizaciones benéficas, para servir a las familias necesitadas y, como podemos ver en la historia anterior, para alcanzar una meta que va a aumentar su impacto en la comunidad.

Sin embargo, con cada gran bendición viene una gran responsabilidad. No sólo es importante saber cómo se utilizarán los fondos de su ofrenda de navidad, sino que también es importante saber cómo administrar y manejar adecuadamente esos fondos.  

Planificación de una campaña de donación a gran escala

Al planificar la ofrenda de Navidad de su iglesia, estos pasos sencillos le ayudarán a que la ofrenda sea eficaz y gratificante para todo su ministerio.

1. Determine el propósito de su donación.

Habacuc 2: 2 dice: ?Escribe la visión; grábala claramente ... para que corra el que las lea.? Todas las cosas grandes empiezan con una visión que claramente comunica el propósito y las metas para que todos los que la oyen, o lean, puedan identificarse efectivamente con ella.

¿Tiene su iglesia como meta establecer una nueva localidad, apoyar a un ministerio local o mundial, o renovar su edificio actual? Cualquiera que pueda ser su meta, es importante articular claramente el propósito de su ofrenda navideña. Esto permite a los miembros de su iglesia y comunidad apoyar y promover efectivamente la ofrenda navideña de su iglesia.

2. Determine el objetivo de su donación.

Una vez que haya determinado cómo quiere que se utilice la ofrenda de Navidad, especifique la cantidad de dinero que se necesita para cumplir con esas metas. Al expresar claramente a la congregación cómo se usará la ofrenda de Navidad, usted les permitirá conectarse y relacionarse más con el propósito de la ofrenda.

También deberá determinar cuándo se llevara a cabo la ofrenda de Navidad. ¿Será en el transcurso del mes de Diciembre, o se llevará a cabo un Domingo en particular durante el mes de Diciembre? Una vez que hayas determinado eso, usted debe notificar a su congregación para que puedan orar y prepararse adecuadamente. Analizar las tendencias y las recaudaciones de fondos anteriores, pueden ayudarle a elegir el momento más efectivo para empezar. ?Escribe la visión, grábala claramente ... para que corra el que las lea". Habacuc 2: 2

3. Crear un plan de mercado para preparar a su congregación para la campaña.

Después que usted elija su propósito y meta para la ofrenda de Navidad, elabore un plan de mercado para dar publicidad a la ofrenda para que su congregación esté lista para participar y cooperar. Esto puede incluir anuncios de video, correos, correos electrónicos, anuncios en la página web de su iglesia y en las redes sociales, y cualquier otra forma de publicidad que usted piense que sería efectiva.

4. Establecer los protocolos apropiados para el manejo de donaciones. 

Un paso crucial en el manejo de grandes campañas de ofrendas, es asegurarse de que su ministerio tenga los sistemas adecuados para administrar el aumento del volumen de las donaciones que usted recibirá. Como se mencionó anteriormente, asegúrese siempre de comunicar claramente el propósito de la ofrenda a los donantes, lo que disminuirá la probabilidad de solicitud de reembolsos. Formar equipos de personas para contar las ofrendas, con controles y equilibrios para garantizar que los diezmos y ofrendas son contados y son depositados en la cuenta de la iglesia sin problema.

5. Esperar lo inesperado.

Como hemos visto de las Parte 1 y Parte 2 de esta serie, es natural esperar lo inesperado en las donaciones. Las donaciones de propiedad personal pueden ser una gran bendición, pero asegúrese de estar preparado con el conocimiento que le permita manejar y administrar bien tales donaciones. Consecuentemente, esto permitirá a sus miembros reportar sus donaciones en sus declaraciones de impuestos.

6. Proteja su donación.

Recuerde la responsabilidad que viene junto con el manejo de un alto volumen de recursos. Cuando las donaciones lleguen a los $50,000 o más, considere la posibilidad de establecer una corporación matriz exenta de impuestos para proteger los bienes de su iglesia. La corporación matriz es una gran línea de defensa para proteger los bienes de su ministerio. El Congreso autorizó en la sección 501(c)(2) permitir a las organizaciones exentas de impuestos (tales como su iglesia) el poder tomar sus bienes y ponerlos en una corporación matriz la cual es propiedad de la iglesia y es controlada por ella. En el EO CPE del IRS de 1986, las dos razones principales para que una iglesia ponga sus bienes en una corporación matriz son las siguientes:

  • Limitación de responsabilidad por posibles daños, y
  • Aumento de la capacidad de prestamos.

Cuando la corporación matriz esta establecida adecuadamente, se convierte en el dueño legal de los bienes de la iglesia, protegiendo así los bienes de la iglesia en el caso de que la iglesia se encuentre en medio de una situación litigiosa. Esta decisión se toma durante una reunión de la junta directiva de la iglesia y cuando los miembros de la junta acuerdan dar la titularidad de los bienes a la corporación matriz.

Al colocar sus bienes en una corporación matriz, su iglesia está siguiendo las palabras de Jesús cuando él le dijo a sus discípulos que fueran ?astutos como serpientes e inocentes como palomas?.

Esta es una estrategia que hemos estado enseñando desde hace muchos años, quiero animarle a que nos llame al 877-494-4655 si tiene más preguntas sobre cómo establecer una corporación matriz.

Es la época para ser bendecido

Hemos discutido varias maneras de como manejar las donaciones en esta época navideña y durante todo el año. La verdad fundamental que hace posible esta conversación es que Dios nos ha bendecido abundantemente para participar en su Reino aquí en la tierra. Es una bendición ser parte del Cuerpo de Cristo y de trabajar con Él, y es una bendición aprender las maneras de administrar lo que se nos ha dado para su gloria. Es un testimonio de la bendición de Cristo que hace todo esto posible.

En esta época navideña, al administrar las entradas y salidas de las donaciones para su ministerio así como las diversas actividades que usted va a organizar para servir y bendecir a su comunidad, recuerde la gran bendición que es estar en la familia de Dios.

Registrece A una De Nuestras Conferencias Hoy

PRESIONE AQUÍ

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera

comments powered by Disqus

Suscríbase a nuestro boletín

y reciba gratis nuestro libro electrónico 10 Pasos: Una guía paso a paso para el lanzamiento exitoso de su iglesia.

Acerca del autor

Fundador de iglesia, Conferencista. Autor. Director Ejecutivo. Raúl Rivera ha tenido una amplia experiencia en el área de formación de iglesias. Su actual empresa, StartCHURCH, ha ayudado a que miles de iglesias inicien correctamente. Raúl ha compilado una serie de manuales y herramientas de software que ayudan a las iglesias a cumplir con el IRS. Él también cubre mas de 35 conferencias a nivel nacional por año, entrenando a pastores sobre cómo lanzar al éxito sus iglesias. Raúl está casado con su esposa Genel, y ellos y sus cinco hijos viven en Atlanta, GA.