GRATIS - Descargar 10 Pasos Estratégicos
20 Dec 2017

Cómo Manejar las Donaciones de Fin de Año- Parte 1

Raul Rivera

El pastor John siempre estaba sorprendido por lo que producían las épocas navideñas para su ministerio. Le encantaba ver que la fe de su congregación revivía la memoria del regalo del único hijo de Dios, Jesús. Él fue bendecido por su deseo de dar con el fin de servir a aquellos que estaban enfrentando circunstancias difíciles.

Pero el aumento en las donaciones durante esta época del año siempre traían resultados muy interesantes. Este año no sería diferente.

La iglesia del pastor John está ubicada cerca de la bahía de Louisiana, y no fue una sorpresa que muchos de sus congregantes fueran ingeniosos cuando se trataba de donar a la iglesia. A menudo, los congregantes colocaban joyas, pagarés y otros artículos en la canasta de las ofrendas. Incluso, un miembro que manejaba una pequeña granja había dejado un cartón de huevos en la iglesia.

Aunque el pastor John estaba agradecido por la devoción de los donantes, no siempre estaba seguro de cómo manejar adecuadamente tales donaciones, y él quería servir bien a su congregación administrando adecuadamente lo que se había dado, para que los donantes pudieran preparar y cancelar sus impuestos.

Lo inusual se vuelve común

Aunque la historia del Pastor John es ficticia, no es raro que muchos pastores se encuentren en una situación similar durante la época navideña. Las iglesias son a menudo los lugares en donde se dan los actos generosos durante esta época del año. Este aumento de generosidad puede traer recursos inesperados que son de gran ayuda a su iglesia. Mientras el año actual termina y la gente se prepara para el próximo año, ellos están dispuestos a despojarse de todo tipo de artículos que pueden terminar siendo donados a su iglesia.

Algunas donaciones son fáciles de manejar, pero otras, como joyas, antigüedades raras, animales, o coches, pueden ser más difíciles de utilizar, dependiendo de las necesidades de su ministerio. Debido a que las iglesias reciben donaciones de muchas diferentes formas y tamaños durante esta época del año, quiero dedicar tiempo a tratar este tema en una serie de publicaciones en tres partes. Utilizaré al Pastor John y sus experiencias con diferentes tipos de donaciones, como ejemplo a lo largo de esta serie.

La parte 1 de esta serie se referirá a cómo manejar apropiadamente esas donaciones inusuales que su iglesia podría recibir. La Parte 2 de esta serie tratará sobre cómo su iglesia debe recibir y manejar correctamente las donaciones de vehículos que pueda recibir. Y por último, la Parte 3 de esta serie abordará las grandes promesas de fin de año que muchas iglesias reciben. Por lo tanto, esta serie de publicaciones culminará con una estrategia para que las iglesias la implementen y protejan lo que han recibido.

La definición de una donación no monetaria

Durante la vida de su ministerio, usted pudo haber notado lo que yo he observado: Los miembros donan en todas las formas y tamaños. Las donaciones en efectivo son las más sencillas de usar, pero las donaciones que no son monetarias pueden ser más complicadas.

Las donaciones no monetarias incluyen cualquier cosa donada a su ministerio que no sea efectivo. Algunos de los tipos de donaciones no monetarias más comunes incluyen automóviles, ropa, alimentos, electrodomésticos, equipos de sonido, juguetes y muebles. Sin embargo, las acciones, los fondos mutuos y las inversiones también se incluyen en las donaciones no monetarias.

Debido a los diferentes tipos de donaciones que se pueden dar, su iglesia puede encontrar un uso inmediato para las donaciones; por otro lado, tal vez su iglesia recibe donaciones que no se pueden usar. ¿Qué debe hacer su iglesia si recibe donaciones que no se pueden usar? Una opción es que su iglesia los done a otro ministerio u organización caritativa que pueda darle buen uso.

Muchas de estas donaciones no utilizadas pueden ser simplemente "inusuales" o "raras" y requieren tratamiento especial. En esta publicación, vamos a explorar escenarios de donaciones inusuales y cómo manejarlas apropiadamente.

Cada donación no monetaria debe ser justificada con un reconocimiento escrito contemporáneo que indique el tipo de artículo recibido y cómo se utilizará la donación. Esta carta no puede asignar un valor a la donación, pero debe indicar el uso previsto de la iglesia. Además, las donaciones no monetarias valoradas en $500 o más requieren que el donante presente el Formulario 8283 junto con la declaración de impuestos anual del donante.

Tipos de donaciones inusuales que no son monetarias

¿Qué debe hacer si llega a su iglesia una donación que es inusual o extraña? ¿Qué pasa si alguien hace una donación de un anillo de bodas, una propiedad con una escritura restringida, un pagaré o un cheque incorrectamente fechado? El manejar estos tipos de donaciones puede ser complicado, quiero revisar seis escenarios de donaciones inusuales y mostrarles cómo manejarlas correctamente.


1. Anillo de boda y otros bienes personales

He visto un gran número de cosas extrañas colocadas como ofrenda, al contabilizar numerosas ofrendas para iglesias pequeñas y grandes. Ya se trate de un anillo de bodas, brazaletes, títulos de coches, o alimentos. Yo mismo he sido testigo de gestos únicos de generosidad. Entonces, ¿qué hace una iglesia? ¿Cómo da los recibos por éstas cosas?

Echemos un vistazo al siguiente ejemplo:

Una iglesia en Florida recibió de ofrenda un anillo de bodas de $12,000, fue colocado en un sobre con el nombre del donante que era un recién divorciado, y lo vio como una oportunidad para poner sobre el altar parte de su pasado. ¿Qué debería hacer la iglesia? Cada vez que la iglesia recibe una donación de propiedad personal, la sección 170(f)(8) prohíbe a la iglesia estimar el valor justo de mercado del artículo y escribir un recibo por él. Para cumplir con la ley, la iglesia sólo puede dar al donante un recibo o carta de reconocimiento por el regalo, describiéndolo completamente, e indicando cómo el regalo ayudará a la iglesia a cumplir su misión y propósito.

2. Donaciones para un proyecto finalizado

En ocasiones, su iglesia podría recibir una donación para un proyecto que ya esta cumplido o terminado. Esto podría ser una donación en efectivo o no monetaria, pero todavía puede presentarse un interesante dilema para su iglesia.

Por ejemplo, un ministerio que se especializa en ayudar a iglesias en países extranjeros, a crear centros comunitarios. Esta organización trabaja por un año en México y luego asisten el siguiente año a un ministerio en Nicaragua. Varios meses después de fundar el centro comunitario en una aldea nicaragüense, recibe una donación de $10,000 para el centro comunitario de México y que el ministerio ya no apoya. ¿Qué debe hacer ese ministerio? En una situación como esta, el ministerio tiene la responsabilidad de informar al donante que ese programa de ayuda ya no existe y ofrecerle al donante una de las dos opciones.

  1. Proponer redirigir la donación: Lo primero que la iglesia necesita hacer es informar al donante que el proyecto culmino y preguntarle si le gustaría redirigir el dinero al fondo general o a algún otro programa.

  2. Ofrecer el reembolso de la donación: Si el donante no quiere redirigir los fondos, entonces la iglesia tiene la obligación legal de ofrecer un reembolso, debido a que es un programa que la iglesia creo y pidió a la gente que lo apoyara. Estos fondos están restringidos y sólo pueden usarse para el fin previsto.

Si el donante quiere un reembolso por la donación, es importante que la iglesia envíe el reembolso con una carta explicando que si el contribuyente reclamó una deducción de impuestos en su declaración de impuestos, necesitara enmendar dicha declaración usando el Formulario 1040X.

La razón de esto es asegurar que la iglesia no caiga en la trampa de ayudar o incitar a un contribuyente a reportar menos ingreso, según la sección 6701. Esto es un asunto de diligencia debida y debería ser una política de la iglesia al reembolsar una donación.

3. Donación con intereses reservados.

Este es otro ejemplo. Un anciano sabiendo que sólo tenía un par de años para vivir, donó a la iglesia su casa que estableció en 12 acres de tierra. El único inconveniente era que él quería vivir en ella hasta su muerte. Esto se llama una donación con un interés reservado en tanto que el donante mantiene lo que se llama un interés de usufructo vitalicio. La iglesia recibe la propiedad, pero no toma posesión durante la vida del donante. Al recibir dicha donación, todo lo referente al título es realizado por un abogado, y la iglesia envía una carta al donante agradeciéndole por la donación. La carta necesita describir la propiedad inmueble que ha sido donada. Nuestro manual de la Conferencia sobre la Estructura de la Iglesia tiene una copia de una muestra de esta carta.

"Determinar cuánto es la deducción de impuestos que el donante debe tomar no es responsabilidad de la iglesia."

De igual manera la carta le recuerda al donante que debe reunirse con su preparador de impuestos para discutir el beneficio fiscal que recibirá. El IRS publica una tablas de bienes en usufructo vitalicio bajo la sección 7520 que hacen que sea fácil para el donante el determinar cuál será su deducción.

4. Gastos no reembolsados por servicios

La regulación del Departamento de la Tesorería 1.170A-1(g) permite una deducción de impuestos por gastos no reembolsados relacionados con los servicios prestados a la iglesia. Del mismo modo, el IRS permite a un donante el deducir los gastos menores como los del transporte necesario en la realización de los servicios donados, y los gastos razonables para la comidas y el alojamiento necesariamente incurridos mientras esta lejos de casa.

Por ejemplo: El abogado John Doe hace un trabajo de manera gratuita para la compra del nuevo edificio de la iglesia. Al donar el trabajo, la firma incurrió en gastos de viaje de $175.00, más gastos de grabación y copia de $650.00. El abogado quería bendecir a su iglesia y asumió los costos, pero también quería ser un buen administrador y condonar los gastos en sus impuestos. ¿Qué debe hacer la iglesia?

Usando como ejemplo la carta que esta en el manual de la Conferencia sobre la Estructura de la Iglesia, como práctica tome unos minutos, haga algunos cambios a la carta agradeciendo al abogado por donar los $ 175.00 en gastos de viaje y por los gastos de grabación y copia de $ 650.00. Acuérdese que la donación del abogado superó los $250.00, y que también debe seguir las reglas de recibos de $ 250.00.

Tenga en cuenta que las donaciones por el tiempo ofrecido no son deducibles de impuestos, sólo los gastos no reembolsados incurridos mientras se ofrecen servicios voluntarios.

5. Cheques con fecha incorrecta

Una ocurrencia común cada Año Nuevo, es que la iglesia recibe diezmos y ofrendas en el primer domingo del año con cheques fechados por alguna fecha en Diciembre. Muchas iglesias permiten incorrectamente que la fecha en el cheque determine la fecha en la cual reciben el crédito del donante. Sin embargo, la regulación del Departamento de la Tesorería § 1.170A-1(b) dice que ?una contribución se hace en el momento en que se efectúa la entrega?. Este reglamento también permite la fecha en que la contribución fue enviada por correo. En este caso seria la fecha de envío, la iglesia puede guiarse confiando en la fecha de envío.

6. Pagaré

Hay dos tipos de pagarés que voy a tratar.

Ejemplo 1: Pagare por bienes: El año pasado, una pareja en Phoenix donó un pagaré en concepto de un negocio que vendió en 2008. El saldo pendiente a la pareja fue de $375,000.00. El pagaré establecía que por más de 6 años, produciría a la iglesia pagos mensuales de $5,866.94. Esto significa que durante los próximos 6 años, la iglesia recibiría un total de $422,419.68.

¿Es este tipo de donación deducible de impuestos? Si es así, ¿cuánto en deducción de impuestos la pareja puede reclamar? ¿Reclamaran ellos todo en el año en que hicieron la donación, o recibirán deducciones parciales por los 6 años de acuerdo al pagaré? La respuesta mas práctica es que la pareja consiga amortizar el pagaré conforme al valor justo de mercado, que en este caso es de $375,000.00. Obviamente, el pagare tiene que estar ligado a una garantía sobre bienes en la medida que sea necesario.

Ejemplo 2: Promesa: Una iglesia en las Vegas empieza su campaña de construcción. El objetivo es recaudar en tres años $75,000.00 para la construcción de un nuevo salón para niños. Un miembro de la iglesia hace una promesa de $27,000.00. El se pregunta si podrá deducir la cantidad correspondiente a su promesa en la declaración de este año fiscal. Volviendo a la regulación fiscal encontramos que en el § 1.170A-1 (a), ?sólo el monto "... realmente pagado durante el año fiscal es permitido como una deducción ..."

 La iglesia sólo puede dar al donante un recibo por la cantidad efectiva de dinero que él donó a la iglesia, no por lo que prometió.

Conclusión

Las donaciones inusuales no tienen que ser complicadas. Lo que el Pastor John aprendió es que las donaciones que vienen de maneras inesperadas pueden ser algunas de las mayores bendiciones para su ministerio. Aun así, asegúrese usar las vías adecuadas para que tales donaciones puedan ser utilizadas (sin problema) para promover el propósito de ministrar a su comunidad y mucho más. En esta época de fiestas, preste especial atención a lo que entra en su canasta de ofrendas, y trabaje para asegurar que su equipo está preparado para manejar lo que venga y en la manera que sea. Presten atención a la parte 2 de esta serie de publicaciones cuando veamos cómo el pastor John debe manejar adecuadamente los vehículos donados que algunos miembros distinguidos donaron con mucho gusto a la iglesia.

Registrece A una De Nuestras Conferencias Hoy

PRESIONE AQUÍ

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera

comments powered by Disqus

Suscríbase a nuestro boletín

y reciba gratis nuestro libro electrónico 10 Pasos: Una guía paso a paso para el lanzamiento exitoso de su iglesia.

Acerca del autor

Fundador de iglesia, Conferencista. Autor. Director Ejecutivo. Raúl Rivera ha tenido una amplia experiencia en el área de formación de iglesias. Su actual empresa, StartCHURCH, ha ayudado a que miles de iglesias inicien correctamente. Raúl ha compilado una serie de manuales y herramientas de software que ayudan a las iglesias a cumplir con el IRS. Él también cubre mas de 35 conferencias a nivel nacional por año, entrenando a pastores sobre cómo lanzar al éxito sus iglesias. Raúl está casado con su esposa Genel, y ellos y sus cinco hijos viven en Atlanta, GA.