18 Jun 2019

5 Estrategias De Gran Alcance Para Su Base Legal

Founder Raul Rivera

Las estadísticas indican que entre 4,000 y 7,000 iglesias cierran sus puertas cada año. Hoy en día, vivimos en una sociedad "instantánea", en la que todo tiene que hacerse para ayer. Y debido a esto, es tentador mirar a otras iglesias y ministerios para ver qué es lo que no tiene su iglesia. Sin embargo, ese no puede ser su enfoque. El apóstol Pablo nos dice en 1 Corintios 9:24 que "¿No saben que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero solo uno lleva el premio? Corran de tal manera que lo obtengan"; para ganar una carrera se requiere disciplina y propósito.

Ser pastor y fundador de una iglesia es muy parecido a ser corredor de maratones. Hay metas y objetivos que usted desea que logre su iglesia. Hay un premio que usted ve delante de su iglesia, pero al igual que un corredor de maratones, sin importar cuál sea su objetivo o el premio, usted debe de proceder de forma diligente, mientras va en busca de ese premio.

Si bien es importante establecer normas y prácticas que fomenten el crecimiento de la iglesia, el desarrollo espiritual, y su impacto en la comunidad, conforme corre la carrera que está delante de su iglesia, también es importante establecer una base jurídica sólida que proteja el sueño y la visión que Dios ha puesto en su corazón.

En este artículo, quiero compartir con ustedes cinco estrategias que creo que son esenciales para la base legal de su iglesia, las cuales le ayudarán a correr la carrera con resistencia.

Su base es importante

Pregunte a cualquier constructor o contratista profesional, y este le dirá que la parte más importante de todo el proceso de construcción es la base. Esto se debe sencillamente a que los errores que se cometan en la base sólo empeorarán a medida que continúe la construcción.

Jesús incluso utiliza una parábola sobre los constructores sabios y los insensatos para enseñarnos la importancia de las bases. Él nos cuenta que cuando los vientos y la lluvia cayeron y golpearon la casa del hombre que construyó su casa sobre la roca, esta no se cayó debido a que sus cimientos fueron construidos sobre la roca. Por el contrario, cuando los vientos y la lluvia cayeron y golpearon la casa del hombre que construyó su casa sobre la arena, esta cayó y fue grande su ruina.

Con los vientos de la cultura legislativa actual, que es hostil con la iglesia, es importante que su iglesia tenga una sólida base jurídica. Esto no quiere decir que su iglesia nunca se enfrentará a una "tormenta"; sin embargo, el que su iglesia "aguante la tormenta" dependerá en gran medida de la estructura de la base legal de su iglesia.

Vamos a revisar las 5 estrategias de una base legal sólida, y mientras lo hacemos, quiero exhortarlo a que piense en la estructura actual de la base legal de su iglesia para ver si se necesita "reformas".

5 estrategias que debe considerar para su base legal

Cada una de las cinco estrategias que se mencionan en seguida son componentes esenciales de nuestro Programa PlanteFIRME® que ya han utilizado 1000 iglesias con el fin de maximizar su protección, mientras fortalecen su base.

Aprenda Mas Sobre El Programa PlanteFIRME

PRESIONE AQUÍ

1. Incorpórese

Muchos pastores nos hacen la pregunta, "¿Por qué debo incorporar mi iglesia?" Han escuchado en otras partes que, si incorporan sus iglesias, entonces se volverán "iglesias estatales". Sin embargo, eso no es cierto.

En realidad, incorporar a su iglesia tiene varias ventajas. Por ejemplo, cuando su iglesia se incorpora, se establece lo que se conoce como el "velo corporativo". El velo corporativo separa las acciones de la corporación de la de los miembros de la junta directiva a nivel personal. Esto es especialmente importante en caso de que su iglesia se encontrara en una situación jurídica en la que, sin el velo corporativo, los bienes personales de los miembros podrían estar en riesgo.

Otro beneficio para su iglesia al incorporarse es que le permite establecer documentos importantes, tales como estatutos, doctrinas escritas, y normas, las cuales le da a su iglesia la capacidad de ordenar ministros. Todos estos puntos son importantes y necesarios para que su iglesia funcione de manera eclesiástica.

Por último, cuando incorpore a su iglesia, podrá abrir una cuenta bancaria a nombre de la iglesia. Esto le permitirá depositar los diezmos y ofrendas en la cuenta bancaria de la iglesia, en lugar de hacerlo en una cuenta bancaria que tal vez está a su nombre. Es importante que tenga en cuenta que la iglesia también tendrá que obtener un Número Federal de Identificación de Empleador (FEIN, por sus siglas en inglés) con el IRS para abrir una cuenta bancaria. Este número se utiliza para identificar a su empresa y es necesario para fines comerciales y federales. Este número también se conoce como el Número de Identificación Fiscal.

2. Redacte estatutos que estén adaptados a su iglesia

La mayoría de los fundadores de iglesias desean de corazón que sus iglesias sigan la dirección correcta desde un inicio. Para ellos es importante asegurarse de que todo está en orden con la ley, pero generalmente, el presupuesto es el que hace que recurran a sus antiguos pastores o a sus colegas.

Esto, a su vez, resulta en una "reanudación" de estatutos reciclados que contaminan el Internet. Es probable que estos estatutos reciclados no estén actualizados y carezcan de la redacción necesaria para aguantar los actuales retos legales y hostiles.

Cuando hablamos de preparar los estatutos para su iglesia, hay tres preguntas que debe hacerse. Las cuales se enumeran a continuación.

    1. ¿Qué es lo que sé? Hay algunas cosas que usted ya sabe. Ya sabe que Dios le habló a su corazón con respecto a su iglesia y ministerio. Usted sabe que Dios es fiel y lo guiará a través de la ruta del ministerio. También sabe que Dios le llamó para el ministerio en este período de la historia humana y que trabajar en el aspecto legal del ministerio es una parte válida de su llamado. 
    2. ¿Qué creo que sé? De las tres preguntas, esta es la que más nos da una sensación de falsa seguridad porque creemos que si nuestros estatutos cubren los temas que nos dijeron que deben de incluir, entonces todo debe estar bien. Esta pregunta también nos hace pensar que, si nuestros estatutos se basaron en los de un ministerio grande, entonces deben de estar bien y ya no hay motivo de preocupación.
    3. ¿Qué es lo que no sé? Considero que esta es la pregunta más importante. Es la que me mantiene trabajando hasta tarde durante muchas noches mientras investigo los cambios que afectan al mundo del ministerio. Aquí es cuando es más importante confiar en las personas adecuadas. Cuando se trata de los estatutos del ministerio, la mayoría de los pastores están de acuerdo en que siempre vale la pena el tiempo y la inversión dedicados a buscar la experiencia de las personas que saben lo que usted no sabe.

3. Establezca políticas y procedimientos

El liderazgo requiere reflexionar sobre las actividades cotidianas y preparar las políticas escritas para garantizar el desempeño coherente de esas actividades. ¿Por qué? Porque sin políticas establecidas, quienes sirven dentro del liderazgo de la iglesia carecen de las herramientas necesarias para llevar a cabo la visión del pastor de la iglesia. A menudo este es el punto débil de los ministerios. Conozco a muchos pastores con gran visión, pero pocos que saben cómo transferir esa visión desde sus corazones a los corazones de las personas.

Una política es una postura escrita, prescrita de la iglesia, que dicta el resultado final de las decisiones que se deben tomar. La política no le dice a la iglesia el "cómo" o el "cuándo". Simplemente guía los procedimientos adoptados para garantizar que se mantenga la integridad de la postura de la iglesia sobre una decisión en particular.

4. Conviértase en una organización exenta de impuestos 501(c)(3)

Si busca en Google "¿Deberían las iglesias de tener el estado 501(c)(3)?", Google le dará aproximadamente 33,200,000 resultados para leer. Debido a que se dicen tantas cosas sobre si las iglesias deben o no solicitar el estado de exención fiscal 501(c)(3), no es de sorprenderse que muchos pastores y líderes eclesiásticos con los que hablamos hayan recibido información errónea acerca de lo que realmente significa tener la aprobación 501(c)(3). 

En mi firme y honesta opinión, creo que solicitar el estado 501(c)(3) es la mejor defensa de la Primera Enmienda a disposición de su iglesia. Cuando solicita el estado 501(c)(3), los documentos constitutivos y rectores de su organización (artículos de incorporación, estatutos, doctrinas escritas, etc.) se vuelven parte de su registro público.

Podemos revisar el caso judicial Bernstein vs. Ocean Grove. Un centro de retiro Metodista de Nueva Jersey, Ocean Grove, se le ordenó que permitiera que se celebrara un matrimonio entre personas del mismo sexo en su centro de retiro, debido a que se incorporó como una organización secular (en lugar de una religiosa), y no tenía ninguna doctrina escrita. El caso pudo haber sido muy diferente si Ocean Grove se hubiera constituido adecuadamente como una entidad religiosa en sus documentos rectores.

Por lo tanto, cuando se solicita el estado 501(c)(3) y se tiene una redacción religiosa sólida en sus documentos de organización y rectores, todo esto será incluido en su registro público, dándole una defensa poderosa a los derechos que le da la Primera Enmienda.

5. Elabore un programa de ordenación

Muchos ministros jóvenes creen que sólo pueden fundar una iglesia si han sido ordenados o tienen licencia como ministros del evangelio. Cuando de hecho, se puede comenzar una iglesia, establecerla sobre una base jurídica sólida, y luego ordenarse a través de la misma iglesia que él/ella fundó. La ordenación que él/ella recibe de la nueva iglesia es tan válida como la ordenación que la persona pudiera recibir después de estudiar 4 años en un Colegio bíblico. Adicionalmente, muchos tienen la impresión de que como sus iglesias son nuevas o jóvenes, o independientes, no pueden ser ordenados a través de ellas.

Sin embargo, sencillamente eso no es cierto. Siempre enseñamos que es necesario que su iglesia elabore un programa de ordenación.

¡Aprenda más sobre nuestro programa de ordenación!

Click Here

Esto cumple con el requisito de los tribunales de que cualquier ordenación dada "debe de ser un acto considerado, deliberado, y responsable."

Corriendo la carrera que está frente a usted

Establecer objetivos y aplicar normas que conduzcan al crecimiento espiritual dentro de la iglesia, así como una fuerte presencia en la comunidad, son aspectos necesarios y saludables para dirigir una iglesia en el siglo 21. Pero cuando las estadísticas indican que entre 4,000 y 7,000 iglesias cierran sus puertas cada año, también es importante contar con estándares establecidos cuando hablamos de la base legal de su iglesia. Quiero extenderle una invitación para que se comunique con nosotros. Le podemos dar las herramientas y conocimientos necesarios para establecer una sólida base legal para su iglesia, además contará con una estrategia que le ayudará a mantener con vida a su iglesia en los años venideros. Recuerde, para poder correr la carrera que Dios puso delante de su iglesia, debe hacerlo con resistencia, fidelidad y diligencia.

Llamenos al 877-494-4655

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera


y reciba gratis nuestro libro electrónico 10 Pasos: Una guía paso a paso para el lanzamiento exitoso de su iglesia.