4 Mitos Sobre el Subsidio de Vivienda

Escrito por Mariel Villarreal el 24 Jun, 2021 sobre Administración de Finanzas

El subsidio de vivienda del ministro es posiblemente uno de los beneficios más importantes disponibles para los ministros, aunque también es uno de los más confusos.

Hablemos de cuatro mitos comunes y sus verdades en torno al subsidio de vivienda de un ministro.

Mito Número 1: el Subsidio de Vivienda es un Ingreso Adicional Proporcionado al Pastor

Un error común entre pastores, administradores de iglesias y juntas directivas es que la asignación para vivienda es un ingreso adicional al salario del pastor. Este mito puede llevar a que las iglesias proporcionen un cheque por separado para que el pastor cubra su vivienda.

Esta confusión es ciertamente comprensible; el término "subsidio" parece ser la principal fuente de esta confusión. La forma más fácil de pensar en el subsidio de vivienda es pensar en él como una exclusión de vivienda. La parte del salario que utiliza un ministro para mantener su hogar se excluye del ingreso bruto y está libre de impuestos. La cantidad declarada como renta gravable es la diferencia calculada después de excluir el subsidio para vivienda del salario total.

El subsidio para vivienda es uno de los varios beneficios fiscales disponibles para los pastores. Si necesita ayuda con esto, diseñaremos un paquete de compensación para ministros personalizado para usted que incluye establecer un subsidio de vivienda para ayudarlo a proteger su futuro financiero.

Mito Número 2: el Subsidio de Vivienda es Retroactivo

La verdad sobre el subsidio de vivienda del ministro es que NO es retroactivo; es solo proyectado.

¿Qué significa esto exactamente?

El subsidio para vivienda (o exclusión) es aplicable desde la fecha en que se aprueba hasta fin de año. Si la asignación para vivienda se aprueba en junio, los gastos relacionados con la vivienda antes de la fecha de aprobación no podrán deducirse para el año. Por lo tanto, es imperativo aprobar el subsidio de vivienda en diciembre para el año siguiente o lo antes posible en enero.

%subsidio-de-vivienda-cta%

Mito Número 3: el Subsidio de Vivienda está Exento de Todos los Impuestos

A menudo se piensa erróneamente que el subsidio de vivienda de un ministro es un ingreso completamente libre de impuestos. Si bien eso es cierto hasta cierto punto, no es completamente libre. El subsidio de vivienda del ministro es una parte de los ingresos de un ministro que está exenta del impuesto sobre la renta federal. Sin embargo, si un ministro no se ha "excluido" de los impuestos sobre el trabajo por cuenta propia, entonces la totalidad del salario / ingresos del ministro, incluida la parte designada como subsidio para vivienda, está sujeta a impuestos sobre el trabajo por cuenta propia.

Mito Número 4: Existe un Límite para la Designación de Subsidios de Vivienda

El último mito a aclarar sobre el subsidio de vivienda es que existe un límite en la cantidad que puede designarse como subsidio de vivienda de un ministro.

La verdad es que no hay nada establecido en el código de impuestos, las regulaciones del tesoro u otras publicaciones del IRS que limitan la cantidad que una iglesia puede designar como subsidio de vivienda para un ministro.

Esto significa que hasta el 100% de su salario de la iglesia puede designarse como subsidio para vivienda, una vez que se hayan realizado los cálculos adecuados, que se explicarán en la siguiente sección.

Tenga en cuenta que al elegir esta ruta, la junta directiva debe indicar el monto real de su salario total en el acta de la reunión de la junta que aprueba su subsidio para vivienda.

Cómo Calcular Correctamente Su Subsidio de Vivienda

Una parte esencial para establecer y maximizar su subsidio para vivienda es comprender cómo calcularla con precisión.

La Guía de Técnicas de Auditoría para Ministros del IRS describe los límites que se imponen a la capacidad de un ministro para excluir un subsidio para vivienda del ingreso bruto.

Un ministro puede excluir no más de la menor de las siguientes cantidades:

  1. El costo real de mantener una casa.
  2. El costo estimado de mantener una casa.
  3. El valor justo de alquiler de la casa, incluidos los muebles, los accesorios (es decir, el garaje) y el costo de los servicios públicos.

Es responsabilidad del pastor calcular cada una de estas cantidades.

La siguiente pregunta obvia es: "¿Qué gastos puede incluir al calcular su subsidio para vivienda?"

En esencia, su subsidio de vivienda designada puede incluir todos los costos que están directamente relacionados con el mantenimiento de su hogar.

Algunos ejemplos de gastos de subsidio de vivienda calificados incluyen:

  • Pagos mensuales: pagos de hipoteca y alquiler.
  • Impuestos: impuestos sobre bienes raíces, impuestos sobre la propiedad personal
  • Seguros: propietarios, incendio, inundación, inquilinos
  • Mejoras en el hogar: techo nuevo, adiciones en el hogar (es decir, cochera), cercas, jardinería, piscina, terraza, etc.)
  • Mantenimiento y reparaciones: cortinas, persianas, tapetes, papel tapiz, pintura, molduras, estanterías, obras de arte, colchas, sábanas, ropa de cama, toallas, etc.
  • Servicios públicos: gas, luz, agua y alcantarillado, servicio de basura, cable / satélite, internet, línea telefónica, seguridad del hogar, etc.
  • Varios: artículos de limpieza para el hogar, escobas, trapeadores, aspiradoras, focos, artículos para el hogar, limpieza de alfombras / tapetes / cortinas, servicios de jardinería, equipos y suministros para el césped, mangueras de jardín, herramientas de jardín, etc.

¿Necesita Ayuda con Su Subsidio de Vivienda?

Nuestro objetivo es brindarle la educación y la información que necesita para aprovechar al máximo los beneficios que se brindan a los ministros y pastores.

Si desea asegurarse de que está configurando, calculando e informando correctamente su servicio de subsidio de vivienda, uno de nuestros especialistas está listo para atender su llamada al 877-494-4655 o haga clic en el banner a continuación para programar una llamada.

%programe-su-cita-cta%

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera


Y reciba gratis el libro electrónico 10 Pasos Estratégicos para Plantar una Iglesia