3 Pasos para que un Ministerio Perdure a Largo Plazo

Escrito por Nathan Camp el 30 Mar, 2021 sobre Ayuda Pastoral

¿Qué hace que el ser pastor sea tan difícil?

Como ex plantador de iglesias y pastor, sé de primera mano que el ser pastor puede ser un trabajo extremadamente difícil, uno que a menudo tiene un costo muy alto para los pastores.

Después de plantar dos iglesias y de estar rodeado de cientos de pastores a través de responsabilidad en StartCHURCH, puedo decirles con certeza que es más difícil de lo que uno puede pensar.

En el blog de hoy, hablaremos sobre las dificultades del rol y del proceso de tres pasos para avanzar en el ministerio.

Las Dificultades de Ser Pastor en el 2021

Cuando me estaba preparando para lanzar nuestra primera iglesia, pensé que tenía una buena idea de lo "difícil" que era el ministerio, ya que había formado parte del personal de una iglesia grande.

Sin embargo, ser el pastor principal adquirió una sobriedad y un peso que nunca había conocido antes. La naturaleza del llamado de un pastor es la de ser un líder, servidor y guerrero. Ser pastor es una tarea muy difícil.

Las falsas expectativas pueden aturdir el corazón de un plantador de iglesias o pastor. Por ejemplo, todos parecen tenerlo todo resuelto en las redes sociales, si, ¡inclusive en los ministerios y las iglesias! Navegamos las redes, vemos otros ministerios que comenzaron cuando nosotros lo hicimos, y encontramos una imagen completamente diferente a la que nosotros vemos personalmente cada domingo. Esto crea una narrativa falsa de lo que debería parecernos "normal" o "exitoso". Vemos esas imágenes "hechas para las redes sociales" y pensamos que esa es la realidad y luego nos esforzamos por lograr lo que es esencialmente un espejismo.

Desde la primavera del 2020, los líderes y los plantadores de iglesias han tenido que enfrentar desafíos sin precedentes debido a la pandemia. Tuvieron que tomar decisiones difíciles y cambiar la forma en las que se opera la iglesia y el ministerio. Han tenido que sortear las crisis y, para muchos de ustedes, su objetivo fue simplemente mantenerse a flote.

Por último, muy pocos pastores o plantadores de iglesias establecen y mantienen los límites saludables para liderar exitosamente a largo plazo, no solo para el corto plazo.

La verdad es que lo que necesita no es una visión de la velocidad hacia su destino, sino una visión de la condición de su alma una vez que llega.

Para ayudarlo a navegar los desafíos de liderar una iglesia o ministerio, llámenos hoy al 877-494-4655 para conocer la forma en la que podemos ayudarle a llevar la plantación de su iglesia al siguiente nivel.

El Proceso de un Ministerio para Perdurar en el Largo Plazo

Probablemente haya escuchado esto antes, pero es un buen recordatorio: el ministerio no es una carrera; es un maratón.

Empecé a correr carreras de resistencia hace unos años. He completado varios maratones y Ironman 70.3. Después de haber estado en este tipo de carreras, puedo decirles algo, nadie termina en la línea de meta por accidente.

Es un proceso que le prepara para cubrir los kilómetros de una manera que lo lleve a donde quiere estar y a cómo quiere estar cuando llega. Esta lección también se aplica a los plantadores de iglesias y pastores.

Aquí hay 3 Pasos para Avanzar en el Ministerio y Perdurar en el Largo Plazo:

1. Defina el Destino.

A menudo he dicho que mi mayor miedo es "ganar en lo incorrecto".

Para ganar en las cosas correctas, debo apartar la vista de lo inmediato y tener una perspectiva más amplia de mis objetivos a largo plazo. Aquí hay algunas preguntas importantes para analizar con su cónyuge, su junta directiva o sus mentores mientras define qué es lo importante:

¿Qué quiero que sea verdadero acerca de mí, espiritualmente, un año después de haber iniciado nuestra iglesia?

¿Qué quiero que sea verdadero sobre mi familia al final de los próximos tres años?

¿Qué quiero que sea verdadero sobre nosotros financieramente al adentrarnos en los segundos cinco años de la plantación de la iglesia?

Andy Stanley dijo que "Todos terminan en algún lugar; pero no todos terminan en algún lugar a propósito". Responder estas preguntas es el primer paso para convertirse en un pastor saludable que puede llegar hasta el final en el ministerio.

2. Decida Cómo Llegar Allí.

Una vez que sabe a dónde se dirige, puede decidir CÓMO llegar allí.

Algunos plantadores de iglesias pueden decir: "¡Quiero tener a 100 personas en la iglesia lo más rápido posible!" Si esa es su visión, entonces puede tomar el camino para llegar allí.

Sin embargo, ¿qué pasa si redefine su visión para el éxito a largo plazo?

Esto puede sonar como: "Quiero llegar a ser pastor de una iglesia con 100 personas en asistencia regular mientras mantengo un matrimonio fuerte y me conecto con mis hijos en el proceso".

El camino más corto no es el camino correcto si le cuesta la fortaleza de su matrimonio y tiempo con sus hijos.

Nuestro "cómo" debe incorporar algo más que la velocidad del viaje, debe incluir la calidad de nuestras vidas cuando llegamos a nuestro destino. Demasiados plantadores de iglesias y pastores desconectan sus visiones de sus vidas personales y terminan en la línea de meta demasiado agotados para disfrutarla.

Tenemos que preguntarnos: "¿Cómo puedo llegar a mi destino de una manera que resulte en la condición en la que quiero estar cuando llegue?"

Esta es una gran pregunta para buscar respuesta en la oración y para comentar con su familia o mentores.

3. Defienda su Camino de las Distracciones.

En el momento en que sepa adónde va y cómo llegar allí, encontrará resistencia. Así sucede.

Muchas veces, los plantadores de iglesias y pastores no son saludables porque no tienen una visión clara o un "cómo" claro para lograr esa visión, sino que se han distraído con otras cosas que les impiden tener éxito. Y a menudo, no son cosas malas; simplemente no son las cosas correctas para ayudarnos a llegar a donde queremos ir.

He encontrado que la clave es crear una lista de “cosas para dejar de hacer". En pocas palabras, enumere las cosas para dejar de hacer, las cosas que se interponen en el camino para lograr sus objetivos.

Por ejemplo, podría decidir dejar de tener reuniones después de las 5:00 p.m., para no perderse la cena con su familia. O quizás deba dejar de pasar tiempo frente al televisor para pasar más tiempo con su cónyuge.

No sé qué hay en su lista, pero todos tenemos distracciones potenciales que nos alejan de la vida que queremos vivir. ¡Es hora de cambiar esto intencionalmente!

Persiga su Visión

En el ministerio, siempre habrá más personas a las que ayudar, problemas que resolver y reuniones que llevar a cabo, y no tendremos tiempo para hacerlo todo. Para ser un pastor saludable, debe decidir ahora, incluso antes de ponerse en marcha, lo que hará y lo que no hará para lograr su visión. Su objetivo no es solo llegar a la meta; es estar lo más saludable posible cuando llegue allí.

Entonces, ¿Cuál es su visión como plantador de iglesias? Llámenos al 877-494-4655 y compártalo con nuestro equipo. En StartCHURCH, queremos que su proceso de plantación de iglesias sea un éxito. Ya sea que necesite ayuda para comenzar su iglesia o construir sobre una base sólida, estamos aquí para acompañarlo y alentarlo durante el camino.

%programe-su-cita-cta%

No dude en comentar. Siempre apreciamos el buen diálogo. Sin embargo, moderamos cada comentario para asegurar de que esté en el tema y no sea despectivo a otros participantes. Le pedimos que mantenga sus comentarios breves y pertinentes al tema para que otros puedan beneficiarse.

Bendiciones,
Raul Rivera


Y reciba gratis el libro electrónico 10 Pasos Estratégicos para Plantar una Iglesia